Módulos Temas Día

Cuando no basta solo el dinero: Smart capital

En nuestro ecosistema emprendedor, cada año aumenta la inversión en startups.

START-UPS

(Difusión)

(Difusión)

(Difusión)

Por: Itala Bertolotti, socia del Estudio Muñiz

En el anterior artículo comenté las diversas formas de financiar una startup, así como la importancia de la preparación del equipo emprendedor para acceder a una ronda de financiamiento. En esta oportunidad haré hincapié en la importancia que todo emprendedor debe dar al tipo de capital que requiere levantar, considerando que no solo se trata de recibir dinero. Lo que deben buscar los emprendedores y la startup es el aporte adicional que brindan algunos inversionistas más allá del dinero aportado; es decir, levantar “smart capital”.

Pero, ¿en qué consiste el smart capital o smart money? Es el aporte realizado por inversionistas expertos que participan con dinero, y a su vez, con conocimiento del sector, mentoring y contactos relevantes para el desarrollo del emprendimiento. Reconocer (tarea esencial) y conseguir este tipo de inversión puede ser un factor clave para el éxito de una startup, siendo un factor diferencial cada vez más importante.

En nuestro ecosistema emprendedor, cada año aumenta la inversión en startups. De acuerdo a la Asociación Peruana de Capital Semilla y Emprendedor (Pecap), hasta el tercer trimestre del año 2018, las startups anunciaron cierre de rondas de capital semilla por un monto total de US$ 6 730 000. En este escenario, las startups deben buscar inversiones con valores que le permitan el despegue inicial en una etapa de inicio (seed stage), así como inversionistas que generen valor a la startup.

Recordemos que el capital es importante y necesario, pero no es suficiente. En muchas ocasiones los fundadores y el equipo emprendedor son personas innovadoras y con mucho empeño en desarrollar el modelo de negocio pero carecen o tienen poca experiencia en la gestión de un negocio. Es por ello que resulta esencial contar con la guía constante de terceros como un inversionista que tiene un principal interés en que la startup tenga éxito para que ello reditúe a su favor a través de un retorno de su inversión y , sobretodo, tiene experiencia en el ecosistema emprendedor.

En este punto, lo que diferencia a un inversionista que genera valor a una startup del que solo aporta capital es su disposición para brindar constante mentoring, ofreciendo su visión del negocio y brindando consejos considerando su experiencia en otros emprendimientos. Tengamos en consideración que los inversionistas usualmente invierten en diferentes startups, conocen el ecosistema emprendedor y su experiencia permite que no se cometan los mismos errores y se afiancen los puntos que resultaron exitosos en otros emprendimientos; claro está, siempre adaptándolos a las particularidades de cada startup.

Es así como mediante el smart capital, la startup obtiene conocimientos respecto a temas como marketing, recursos humanos y financieros. Asimismo, los inversionistas brindan apoyo para desarrollar mejores prácticas en ventas, liderazgo, entre otros elementos claves.

Un inversor con smart capital se vale de su red de contactos y reconocimiento en el sector para brindar apoyo a la startup, conectando a esta con eventuales clientes, proveedores u otros contactos de utilidad para el desarrollo del negocio. Es así como su amplio networking brinda oportunidades muy valiosas para el emprendedor, las cuales deben ser aprovechadas.

Ahora bien, para beneficiarse de la información y el conocimiento de los inversionistas con smart capital, es importante que estos estén informados sobre la startup, ya que no se encuentran en el día a día de la empresa, pero deben estar en la capacidad de ayudar en la toma de decisiones en cuestiones relevantes para el desarrollo del emprendimiento. Es así como debe tener información sobre las ventas, resultados, proyecciones, posicionamiento, metas, entre otros. Por ello, es importante una actitud proactiva de los emprendedores para estar en constante comunicación con el inversor que brinda smart capital, aprender de sus experiencias en el sector generando herramientas que ayuden a optimizar esa relación de forma rápida y organizada.

Debido a la importancia de tener un inversionista con smart capital, todo emprendedor debe centrarse en las formas de conseguirlo, para lo cual en el análisis de captación de fondos no debe centrarse únicamente en el monto invertido por cada posible inversionista, sino que deberá analizar otros aportes personales que pueden aportar a la startup. Es así como debe prevalecer el smarter capital (capital aún más inteligente), término derivado del smart capital, lo cual implica que el emprendedor debe realizar una comparación entre los diversos inversionistas potenciales, evaluando pros y contras para definir cuál es el que generará mayores beneficios a la startup sin perjuicio del monto (solo capital) invertido, para lo que deberá investigar otras startups en las que haya invertido, qué aporte realiza en dichas startups, relaciones en el sistema emprendedor y con otros inversionistas, entre otros aspectos.

Por ello, cuando presenten su elevator pitch resulta oportuno e importante informar qué buscan del inversionista más allá del dinero. Con ello, el emprendedor demuestra su intención de recibir mentoring y otros beneficios más allá de la provisión de dinero, demostrando la importancia que tiene encontrar inversionistas que participen en su proyecto de forma inteligente.

Tags Relacionados:

Start up

Estudio Muñiz

Leer comentarios ( )