La UE acusó a los Gobiernos de Varsovia y Budapest de reformas judiciales ilegales, corrupción y de negarse a adherirse a la primacía de la ley de la UE, una premisa clave del tratado fundacional del bloque. (Foto: EFE)
La UE acusó a los Gobiernos de Varsovia y Budapest de reformas judiciales ilegales, corrupción y de negarse a adherirse a la primacía de la ley de la UE, una premisa clave del tratado fundacional del bloque. (Foto: EFE)