Todavía está en estudio cuánto tiempo dura la protección contra una infección anterior, pero parece ser menos duradera que las vacunas.
Todavía está en estudio cuánto tiempo dura la protección contra una infección anterior, pero parece ser menos duradera que las vacunas.