Módulos Temas Día

crisis

Grupo de Lima no reconoce legitimidad de elecciones en Venezuela pero Rusia y China sí

Catorce países acuerdan reducir el nivel de sus relaciones diplomáticas con Venezuela, para lo cual llamarán a consultas a los embajadores en Caracas. ¿Qué otras medidas adoptaron?

Venezuela

(Foto: AFP)

En la víspera se realizaron las elecciones en Venezuela y el presidente Nicolás Maduro fue reelegido. (Foto: AFP)

(Foto: AFP)

El Grupo de Lima, que integran los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, expresaron que no reconocen la legitimidad del proceso electoral desarrollado en Venezuela desarrollado en la víspera.

Mediante un comunicado, el bloque de países explicó que no reconocen los resultados del proceso electoral por no cumplir con los estándares internacionales de un proceso democrático, libre, justo y transparente.

Además acuerdan reducir el nivel de sus relaciones diplomáticas con Venezuela, para lo cual llamarán a consultas a los embajadores en Caracas y convocarán a los embajadores de Venezuela para expresar su protesta.

"Reiteramos nuestra preocupación por la profundización de la crisis política, económica, social y humanitaria que ha deteriorado la vida en Venezuela, que se ve reflejada en la migración masiva de venezolanos que llegan a nuestros países en difíciles condiciones y en la pérdida de las instituciones democráticas, el estado de derecho y la falta de garantías y libertades políticas de los ciudadanos", señala el documento.

Asimismo, decidieron presentar, en el marco del 48° periodo de sesiones de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, una nueva resolución sobre la situación en Venezuela.

"A fin de atender la situación derivada por el preocupante incremento en los flujos de venezolanos que se ven obligados a abandonar su país y por el impacto que esta situación está teniendo en toda la región", indicó el grupo.

En ese sentido, los países del Grupo de Lima decidieron convocar a una reunión de alto nivel con autoridades responsables del tema migratorio y de refugio para intercambiar experiencias y definir los lineamientos de una respuesta integral, incluyendo temas de facilidades migratorias y documentos de identidad.

"En ese sentido, aceptan el ofrecimiento de Perú de ser sede de dicha reunión la primera quincena de junio", añade.

Una segunda medida es considerar la posibilidad de realizar contribuciones financieras a los organismos internacionales competentes para fortalecer las capacidades institucionales de los países en la región, especialmente los países vecinos, para atender el flujo migratorio de venezolanos.

En el comunicado señalan también que deploran la grave situación humanitaria en Venezuela y tomando en cuenta las implicaciones en materia de salud pública para toda la región deciden adoptar las siguientes medidas:

i. Convocar a una reunión de alto nivel con autoridades responsables del sector salud para coordinar acciones en materia de salud pública y fortalecer la cooperación para atender la emergencia epidemiológica.

ii. Apoyar el suministro de medicamentos por instituciones independientes y las acciones de vigilancia epidemiológica en Venezuela y en sus países vecinos, en particular frente a la reaparición de enfermedades como sarampión, paludismo y difteria.

Asimismo, los países reiteran el párrafo 4 de la Declaración de Lima del 8 de agosto de 2017 y, con objeto de contribuir a preservar las atribuciones de la Asamblea Nacional, acuerdan adoptar, siempre que su legislación y normativa interna lo permitan, otras medidas en el ámbito económico y financiero:

i. Solicitar a las autoridades competentes de cada país que emitan y actualicen circulares o boletines a nivel nacional que transmitan al sector financiero y bancario el riesgo en el que podrían incurrir si realizan operaciones con el gobierno de Venezuela que no cuenten con el aval de la Asamblea Nacional, incluyendo convenios de pagos y créditos recíprocos por operaciones de comercio exterior –incluido bienes militares y de seguridad.

ii. Coordinar acciones para que los organismos financieros internacionales y regionales procuren no otorgar préstamos al Gobierno de Venezuela, por la naturaleza inconstitucional de adquirir deuda sin el aval de su Asamblea Nacional, excepto cuando el financiamiento sea utilizado en acciones de ayuda humanitaria teniendo presente previo a su otorgamiento, los posibles efectos no deseados en economías de terceros países más vulnerables.

iii. Intensificar y ampliar el intercambio de información de inteligencia financiera, a través de los mecanismos existentes, sobre las actividades de individuos y empresas venezolanas que pudieran vincularse a actos de corrupción, lavado de dinero u otras conductas ilícitas que pudiera derivar en procedimientos judiciales que sancionen dichas actividades criminales, tales como en el congelamiento de activos y la aplicación de restricciones financieras.

iv. En el marco de los estándares internacionales fijados por el Grupo de Acción Financiera (GAFI) y de los mecanismos operacionales ya existentes, se insta a contar con un análisis de riesgo de lavado de activos y financiamiento al terrorismo, y se propone además que los países sensibilicen al sector privado en sus jurisdicciones, sobre las amenazas y riesgos de lavado de dinero y corrupción que han identificado en Venezuela y que afecten a la región, lo que ampliará la capacidad de prevenir o detectar posibles actos ilícitos con mayor oportunidad.

v. De igual forma, se solicita a las Unidades de Inteligencia Financiera y a las autoridades competentes de cada país, que emitan y actualicen guías, circulares o boletines a nivel nacional que alerten a las instituciones financieras sobre la corrupción en el sector público venezolano y los métodos que los servidores públicos venezolanos y sus redes pueden estar usando para esconder y transferir recursos procedentes de actos de corrupción.

"El Grupo continuará dando seguimiento al desarrollo de la situación en Venezuela con el objeto de adoptar las medidas adicionales que correspondan, de manera individual o colectiva, para favorecer el restablecimiento del estado de derecho y el orden democrático en ese país", culmina el documento.

La voz de China

Sin embargo Venezuela encontró apoyo en China, país que pidió que se respete la decisión del pueblo venezolano tras la reelección de Nicolás Maduro como presidente en unas elecciones marcadas por la exigencia de los opositores de que se repitan éstas por presuntas irregularidades registradas.

"Las partes involucradas deben respetar la decisión del pueblo venezolano", afirmó el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Lu Kang, en rueda de prensa en Pekín, donde animó a resolver cualquier disputa al respecto por la vía legal.

Según un cable de la agencia EFE, Lu Kang recordó la política de China de no interferir en asuntos internos de otros países y se mostró convencido de que el Gobierno y los ciudadanos venezolanos serán capaces de resolver estos asuntos.

"China abordará los asuntos relevantes de acuerdo con la práctica diplomática", añadió el portavoz.

Maduro ganó en los comicios de este domingo al obtener 5.823.728 votos con una participación de 8,6 millones de los más de 20 millones que estaban llamados a las urnas, lo que se traduce en uno de los porcentajes de participación más bajos de la historia venezolana.

El exgobernador Henri Falcón -el candidato que más votos ha conseguido después de Maduro- y el expastor evangélico Javier Bertucci han exigido la repetición de una convocatoria por las irregularidades que aseguran que se cometieron.

Rusia felicita a Maduro

Por su parte, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, felicitó a Nicolás Maduro por su reelección al frente de Venezuela, luego de unos comicios denunciados como una "farsa" por la oposición en un contexto de crisis social y económica, y llama a un "diálogo nacional".

Según un cable de AFP, en un telegrama de felicitaciones, "el presidente ruso le deseó a Nicolás Maduro buena salud y éxito en la resolución de los desafíos sociales y económicos que enfrenta el país", indicó el Kremlin en un comunicado.

Putin dijo además que desea se lleve a cabo "un diálogo nacional", que es del "interés del pueblo venezolano en su conjunto".

El presidente ruso "indicó que está convencido que las acciones de Nicolás Maduro al frente del Estado servirán para continuar reforzando la asociación estratégica entre los dos países".

Maduro se impuso en las elecciones del domingo con el 68% de los votos. La oposición boicoteó los comicios y denunció una "farsa".

El ministerio de Relaciones Exteriores ruso denunció por su parte lo que considera como intentos de injerencia de los países occidentales en el proceso electoral en Venezuela.

"Constatamos desgraciadamente que hubo un tercer participante en esas elecciones además del pueblo venezolano y los candidatos: se trata de Estados que abiertamente llamaron a boicotear los comicios", declaró el responsable del ministerio para Latinoamérica, Alexander Shchetinin, citado por Interfax.

Venezuela firmó el año pasado un acuerdo de reestructuración de su deuda con Rusia, uno de sus principales acreedores, lo que le ofreció un respiro en un contexto de caída de los precios del petróleo y las sanciones de Estados Unidos.

Leer comentarios ( )

Ir a portada