Pedir un préstamo bancario implica mucho más que llenar una solicitud y rezar, según el reconocido empresario y Cesar Tánchez.

Entonces, ¿existe un tiempo apropiado para pedir un préstamo? Antes de contestar esta pregunta hay algunos aspectos que debemos considerar al respecto, según

¿En qué debo pensar antes de pedir un préstamo?

A continuación, describo todas las consideraciones que debes filtrar antes de tomar un préstamo. No son excluyentes, todo lo contrario, son incluyentes:

1. Tener una estabilidad de ingresos. Requisito indispensable para ser sujetos de crédito.

2. Tener ahorrado al menos tres cuotas del préstamo a adquirir. No podemos garantizar tener un flujo de ingresos o trabajo, por lo que es necesario tener un respaldo económico para continuar el pago del préstamo en caso de atravesar un período de tiempo en el que no tengamos ingresos.

3. Analizar detenidamente. Mis abuelitos fueron novios 15 años, al preguntarles la razón su respuesta fue muy sencilla: no tenían el dinero suficiente para casarse. Hoy día, ese no es un obstáculo, hay matrimonios que ya no están juntos y siguen pagando el préstamo de la celebración.

4. Considerar que un préstamo es una opción, no la única o primera. Antes de pedir un préstamo debemos preguntarnos si hay otra forma de adquirir lo que queremos sin contraer un compromiso financiero con interés.

5. Explorar alternativas en las que podamos comprar algo a plazo con cero interés. Una práctica muy utilizada en las tarjetas de crédito.

6. Evaluar que lo que se esté comprando tenga un valor superior al monto del préstamo a adquirir. Esto tiene el propósito de que en caso nos veamos en un apuro financiero serio, el costo de venta del artículo supere el monto adeudado. De esta forma, si bien nos quedaremos sin el artículo, también saldremos de la .

¿Qué aspectos principales debo conocer sobre un préstamo?

7. El interés a pagar. Como norma general, cuanto más fácil de conseguir el dinero, más caro es, es decir, más intereses pagaremos por él. Así como es una buena práctica cotizar entre varias opciones antes de comprar algo, lo es más aún el buscar la opción financiera que nos dé la mejor tasa.

8. El plazo. Debemos estar conscientes que mientras tengamos un préstamo, estamos comprometiendo un porcentaje de nuestros ingresos por el período de tiempo que dure el préstamo. Ese porcentaje de nuestros ingresos deja de ser propio y pasa a ser propiedad de la institución a la que adeudamos hasta pagar la totalidad del préstamo.

9. Movilidad. Tener comprometido un porcentaje muy elevado de nuestro ingresos, nos resta posibilidades de explorar nuevas alternativas laborales, iniciar emprendimientos o tomar oportunidades fuera del país.

10. Propiedad. Somos dueños de lo que compramos a crédito hasta que pagamos la última cuota.

Artículo escrito por , reconocido empresario, mercadólogo, autor de libros de desarrollo personal y orador motivacional guatemalteco. Si te gustó, asegúrese de seguir las redes sociales de Cesar Tánchez en , , o ingresa tu y recibe periódicamente información que te ayuden a tener una vida abundante y feliz.

TAGS RELACIONADOS