Durante el 2015 las ventas al por menor en bordearían los S/. 5,900 millones (US$ 1,800 millones), mostrando un aumento cercano a 3% en soles respecto al 2014, proyectó el Scotiabank en base a cifras del Ministerio de la Producción.

Este cálculo incluye las ventas de Saga Falabella, Ripley, Oechsle y Paris, manifestó el analista de Estudios Económicos del Scotiabank, Carlos Asmat.

Este comportamiento estaría sustentado en la maduración de las nuevas tiendas existentes, luego que alrededor de siete locales se inauguraron en el último trimestre del 2014, indicó en el Reporte Semanal del banco.

También en la instalación de nuevas tiendas, al mes de junio se han abierto dos nuevas tiendas; y en las perspectivas positivas tanto del consumo privado, aunque a un menor ritmo que en años anteriores, como de los créditos de consumo; aumentarían alrededor de 12% en el 2015.

[Etiqueta]

Mencionó que esta proyección toma en cuenta el mayor volumen de ventas promocionales durante el primer semestre del 2015, ante condiciones climáticas atípicas, especialmente en la temporada otoño-invierno.

Asimismo, también considera el progresivo incremento del tipo de cambio sol/dólar, ligado principalmente a probables cambios en la política monetaria de los Estados Unidos por parte de la Reserva Federal (Fed).

La situación antes mencionada estaría afectando los márgenes de las empresas, ante un mayor costo de los productos importados. Sin embargo, algunas empresas del sector habrían reducido con anticipación la compra de productos para la temporada de invierno, tomando en cuenta lo ocurrido en el año previo.

A ello se sumaría un esperado repunte de las ventas en los últimos meses del año, temporada en que estacionalmente se vende un mayor volumen de productos.

Finalmente, la reciente revocatoria (junio) de los derechos antidumping aplicados desde inicios del 2014 a la importación de un determinado grupo de prendas de vestir de origen chino, mejoraría los márgenes de algunas empresas del sector.

De otro lado, continuaría una mayor penetración del sector a nivel nacional, dado que se inaugurarían al menos 10 nuevas tiendas en lo que resta del año y durante el 2016, tomando en cuenta los nuevos locales anunciados por , Ripley, Oechsle y Paris, la mayoría de los cuales se ubicarían en centros comerciales.

Asmat anotó el interesante potencial de crecimiento con el que cuenta el sector, pues el Perú tiene un bajo nivel en área de venta de tiendas por departamento per cápita, llegando a los 15 metros cuadrados por cada mil habitantes, cifra mucho menor respecto a lo que se registra en Chile, con 72 metros por cada mil habitantes.

En este contexto, los principales operadores tienen varios proyectos de expansión que se irían implementando a nivel nacional en los próximos años, especialmente al interior del país, ubicándose tanto en ampliaciones como en nuevos centros comerciales.

Finalmente, si bien las principales cadenas están incrementando la penetración del formato de tiendas por departamento a nivel nacional, con más énfasis en provincias, éstas vienen enfrentando cada vez más la competencia de boutiques y de cadenas especializadas en moda, las cuales están aprovechando la penetración de los centros comerciales y strip centers a nivel nacional para ampliar su oferta.

En lo que se refiere a las boutiques que comercializan marcas de lujo, se espera que éstas le disputen a las tiendas por departamento participación en el presupuesto de moda de los consumidores de mayores ingresos.

Especialmente aquellas que están ubicadas en Lima, en el clúster de la moda en San Isidro (Dasso, Conquistadores y la Avenida El Bosque), en el Boulevard del Jockey Plaza y en el nuevo Plaza Conquistadores ubicado en el centro comercial MegaPlaza.

A ello se suma la expansión y llegada de nuevas cadenas especializadas en moda –fast fashion-. A la española Zara y la estadounidense Forever 21, se sumó la sueca Hennes & Mauritz o H&M, firma que instaló su primer local en el centro comercial Jockey Plaza en mayo del 2015 y que tiene como meta sumar diez locales hacia al año 2018.

Estas firmas multinacionales que iniciaron operaciones en Lima, cuentan planes de expansión en las principales ciudades del país, aprovechando la presencia de centros comerciales a nivel nacional.