Edwin Bardales Saucedoedwin.bardales@diariogestion.com.pe

En el Perú, el no calificado se caracteriza por recibir los ingresos mensuales más bajos del mercado y percibe un ingreso promedio mensual de S/. 663, que es inferior a la remuneración mínima vital (RMV), por lo tanto tiene escasas posibilidades de ahorro, según el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE).

"Dicha condición contribuye a perpetuar los ciclos de pobreza y ampliar las brechas de desigualdad", indicó el MTPE.

Asimismo, agregó que el ingreso de los independientes no calificados es de S/. 1,609, lo cual es bajo, a pesar de estar por encima de lo que recibe el independiente no calificado.

Según la Estrategia Sectorial para la Formalización Laboral, elaborado por el MTPE, el segmento de independientes no calificados concentra el mayor número de ocupados de la estructura del mercado de trabajo y del grupo de segmentos con predominio de empleo informal.

Así, en el 2013, los trabajadores independientes no calificados representaron el 33% del total de la PEA ocupada y el 47% del total de los trabajadores de los segmentos con predominio de informalidad laboral.

CaracterísticasSegún el MTPE, el trabajador independiente no calificado, mayormente, es varón, se encuentra con preferencia en el área urbana, y cubre el 95% del total de independientes, siendo evidente la baja (5%) proporción de los independientes con alguna o profesional.

Además es resaltante la alta presencia de comerciante y trabajadores de servicios personales en el área urbana y campesinos en el área rural.

"A la luz de las cifras, estos serían los sectores de la ocupación en los que es más urgente y necesaria la capacitación laboral", señaló el MTPE.

Mientras que el 79% de los trabajadores independientes no calificados cuenta con estudios básicos y solamente el 15% ha tenido acceso a algún año de la educación superior, lo cual los deja en desventaja para competir en el mercado de trabajo e insertarse en un empleo decente y productivo.