Alfredo Prado Garcíaaprado@diariogestion.com.pe

El 'boom' de la y el fuerte incremento de la riqueza en el país han generado una combinación perfecta para un aumento desmesurado de los precios de los terrenos agrícolas.

El alza ha sido tal que un terreno agrícola cuesta hasta US$ 80,000 la hectárea. Esto sucede en los valles arequipeños de Vítor y Santa Rita, debido a la poca oferta y exceso de demanda, informó a Gestión Jorge Chepote, empresario y consultor agrario.

"Estas zonas son excelentes para la producción de , pues se pueden cultivar productos de alto rendimiento como uvas de mesa, paltas, espárragos, cebolla, etcétera. Muchos agroexportadores quieren comprar terrenos aquí, pero casi nadie está dispuesto a venderlos, razón por la cual se han incrementado sus precios", explicó el empresario agroexportador.

El aumento "brutal" no se da solo en los referidos valles "characatos", sino también en Ica, sobre todo, en zonas cercanas a la ciudad.

"Si hace un año el precio de un terreno agrícola cerca a Ica costaba US$ 25,000, ahora el precio se ha disparado hasta US$ 60,000, porque el inversionista tiene la expectativa de que se urbanice", informó una fuente del

Gobierno Regional de Ica.Incluso, se supo que recientemente un inversionista adquirió varias hectáreas de tierras agrícolas a US$ 70,000 cada hectárea en la localidad de Guadalupe, a nueve kilómetros de la ciudad de Ica, muy cerca de la Carretera Panamericana. El objetivo del inversionista sería que esos terrenos agrícolas se conviertan en urbanas para venderlos por metro cuadrado.

Jorge Chepote, cree que dicha transacción y a ese precio tiene sentido, porque si el terreno se urbaniza subirá mucho. Aquí –dijo- el inversionista estaría buscando una plusvalía antes que sembrar algo. Sin embargo, el empresario aclaró que los terrenos solo para fines agrícolas cuestan menos en Ica.

"Las mejores tierras agrícolas de Ica deben estar en unos US$ 30,000 la hectárea", estimó Chepote al señalar que el precio depende de la disponibilidad del agua, del riego tecnificado y la calidad de la tierra.

Asimismo, otra fuente informó que en Mala (Cañete) algunas chacras también llegan a costar hasta US$ 30,000 la hectárea.

Pero el fuerte incremento de los predios no solo se ha registrado en la zona sur o centro, sino también en la costa norte del país.

Sólido norte"En La Libertad, también ha habido un fuerte aumento de los precios en los últimos años, sobre todo, de las áreas que en los siguientes años formarán parte de la expansión urbana", opinó Luis Shimokawa, gerente regional de producción del Gobierno Regional de La Libertad.

En efecto, según las ofertas en la web, un terreno agrícola en pampas de San Juan de Conache, distrito de Laredo (Trujillo), cuesta US$ 40,000 la hectárea. "Es común pagar un precio alto por un terreno agrícola cerca de la ciudad de Trujillo, porque los inversionistas luego venderán como casas huerto o hacienda, a un precio multiplicado por varias cifras", justificó Shimokawa.

Esta misma situación se estaría dando también en las zonas agrícolas cerca de Chimbote (Áncash) y de Chiclayo (Lambayeque).

Los consultados coincidieron en que los precios de las tierras agrícolas pueden subir algo más, pero ya no de manera espectacular; a no ser que sea para fines urbanísticos.

En cortoEn Piura cuestan hasta US$ 15,000Precio. En Piura, los terrenos agrícolas habrían subido hasta US$ 15,000 la hectárea. "Cuestan menos que en Ica, porque Ica tiene un clima excepcional, está cerca a Lima y en el futuro va a tener una carretera de doble vía y un aeropuerto internacional", indicó Jorge Chepote.