Si bien es conocido que el precio del pescado en los supermercados es mucho más caro que en los mercados tradicionales, la exviceministra de pesquería, , le puso una cifra: la diferencia llega a ser al menos 300%.

Galarza, quien ahora se desempeña como investigadora de la Universidad del Pacífico, afirmó que este mayor precio se debe a que, a diferencia de los mercados tradicionales, los supermercados utilizan la cadena de frío, lo que garantiza la calidad del producto, sobre todo en el tema sanitario.

"Por qué lo compramos en un supermercado con 300% más de precio, porque nos asegura que es un pescado que ha sido tratado de una manera sanitariamente correcta", refirió a Gestion.pe.

En ese sentido, lamentó que a pesar de los esfuerzos del gobierno para fomentar la pesca para el consumo humano directo, el pescado siga con su tendencia al alza. El incremento no sólo se da por los márgenes de la cadena de comercialización, sino porque de recursos en el mar.

"Las condiciones climáticas cambian y a veces . Pero la tendencia de los precios al alza se da porque los recursos son cada vez son más escasos", dijo.

Otro factor es la intermediación. A diferencia de los supermercados que le compran directamente a los pescadores artesanales, el pescado pasa por los intermediarios antes de llegar a los mercados tradicionales. Esta última situación afecta a los hombres de mar.

Afirmó que mientras no existan políticas del Estado para financiar la mejora sanitaria de de los terminales u ofrecer capital a los pescadores artesanales para que pueden mejorar, la situación para ellos no cambiará y el consumidor también será perjudicado.