Ante la a las modificaciones a la política ambiental del país, incluidas en el paquete reactivador de la economía, el aseguró que estas medidas no menoscaban la fiscalización ambiental en nuestro país.

"OEFA ya había iniciado hace más de un año un proceso contundente para privilegiar la remediación ambiental, las medidas correctivas y preventivas… Ya habíamos tomado la decisión de que la busque un adecuado equilibrio entre la promoción de la inversión y la protección ambiental", señaló , presidente de la entidad.

En diálogo con Canal N, el funcionario pidió tranquilidad a los y agradeció la preocupación de otros organismos como la Defensoría del Pueblo.

Gómez Apac reiteró que su institución busca un sano entre la inversión privada y la protección ambiental.

"Nosotros estamos convencidos de que la no puede generar sobrecostos a la empresas, afectar la competitividad económica o ser un desincentivo para la , pero tampoco queremos una fiscalización laxa, anodina, tímida, que aliente el incumplimiento de las obligaciones ambientales", indicó.

La lógica de priorizar la remediación, es decir, buscar que el infractor restaure el ambiente que dañó, se aplica a aspectos concretos como las multas.

El funcionario expresó que el proyecto de ley que establece el de la multa al infractor recoge y respalda los lineamientos y la metodología que ya se venía aplicando para calcular el monto de las sanciones.

"El proyecto de ley señala que se va a seguir aplicando esta metodología. Se busca que haya criterios técnicos y no subjetivos para decir "te va a tocar 500 o 100 UIT"… Por ejemplo, si el administrado realiza actividades de remediación ambiental, es un atenuante. Y si cumple con la medida correctiva que le ha ordenado el Oefa, entonces el valor dañado no se traslada íntegramente a la multa, sino solo un 20%. Es una forma de lograr el equilibrio", explicó.

"El tema punitivo no desaparece. Existe, pero se está buscando el equilibrio… El Oefa está decidido a proteger el ambiente y este no va impedir que logremos eso", agregó.