Entre las medidas propuestas para dinamizar la demanda interna y darle un mayor impulso a la economía, destaca la propuesta de reducir en uno o dos puntos porcentuales el Impuesto General a las Ventas (IGV) o el Impuesto a la Renta (IRI).

Klever Espinoza, de , comenta en este vídeo la conveniencia de este planteamiento.

¿Merece reducir la recaudación por estos impuestos? ¿Qué otras alternativas favorecerían a los contribuyentes? ¿Qué falta ordenar en la fiscalización tributaria y/o el sistema de detracciones? No se pierda el programa de hoy.