El auge de la demanda en el mercado de oficinas ha ido en bajada. Hoy en día, el exceso de oferta empieza a hacer mella en los precios. Y es que la demora en el ajuste, especialmente en el segmento prime (A+ y A), está ocasionando un alto nivel de volatilidad en el caso de los alquileres.

Con base en un informe elaborado por la consultora Urbecorp, esta situación se presenta en el corredor El Polo-Jockey Plaza-La Molina-Javier Prado, que tiene importante número de oficinas A. Esta tendencia se presenta por la alta tasa de vacancia, que está llevando a que los precios de alquiler de edificios A empiecen a reducirse entre 20% y 25%.

"Con ello, el monto al que se oferta es muy similar al de zonas como Magdalena, por mencionar un distrito, que cuenta con una porción de oficinas B, y que a la larga puede generar que este submercado aumente su vacancia", refirió Dany Chumbes, gerente general de Urbecorp.

En las últimas semanas empresas del sector inmobiliario admitieron que se está dando una reducción en la demanda, pero que esto no ocurre en zonas como Las Begonias o San Isidro-Golf, donde la vacancia aún se mantiene en un 2%.

En efecto, Chumbes indicó que estas zonas están llevando mejor la situación actual, ya que las empresas optan por migrar a edificios con mayores prestaciones.

Con ello, se está dando una fuerte tendencia en la renegociación de los contratos.

"En los próximos meses, a medida que las expectativas económicas mejoren e incluso que se defina la situación política, la situación de reducción de precios puede cambiar", dijo Chumbes.

Menos rentable A esto se añade que frente a los altos precios de venta y bajos niveles de precio en alquileres, el mercado de oficinas A llega a ser más rentable que el mercado A+.

Así, la tasa de retorno de la inversión (o CapRate) de las oficinas A es 13% anual, y el de A+ es 9% anual. "Esto porque las oficinas A han comercializado, debido a los menores precios, más espacios que los A+", dijo el analista.

Ante ello, el mercado B está presentando un CapRate óptimo. Así, en los centros empresariales de San Miguel, Salaverry, Pardo y Benavides, se presenta un CapRate superior a 10% anual, aunque en dichas zonas también encontramos oficinas del segmento A.

Y a nivel de precios de venta, el mercado ubica los más altos en Camino Real, Corpac, El Polo y Camacho (con precios superiores a US$ 2,400/m2, en promedio), mientras que en alquileres los precios más altos se ubican en El Polo, Camacho, Camino Real y Benavides (con precios superiores a US$ 20/m2/mes).