(Bloomberg).- La presidenta está pidiendo a las empresas más grandes de que ayuden al gobierno a impulsar el crecimiento. Sus poderes de persuasión quizá no alcancen.

, el fabricante de cosméticos más grande del país, ha dicho que invertirá un 25% menos en 2015. , el mayor productor de mineral de hierro del mundo, proyecta recortar los gastos hasta un mínimo en seis años. Petroleo Brasileiro SA, el productor petrolero estatal definido por Rousseff como la empresa más estratégica de Brasil, proyecta realizar la inversión anual más baja desde 2008 en medio de una investigación por corrupción que se amplía.

Rousseff, cuyo nivel de aprobación es el más bajo de todos los presidentes brasileños en 15 años, está instando a las empresas a invertir en momentos en que se pronostica que la economía más grande de exhibirá la peor contracción en un cuarto de siglo.

Las mediciones de la confianza empresarial y del consumidor se desplomaron en tanto su administración tiene dificultades para apuntalar las cuentas fiscales y controlar la inflación en un intento de mantener la categoría de grado de inversión del país.

"Nadie invierte", dijo en una entrevista en Sao Paulo Tiago Cunha, quien tiene a su cargo unos 300 millones de reales (US$ 92.5 millones) en acciones brasileñas en BRZ Investimentos. "Si se analizan los planes de inversión de las empresas, la mayoría está reduciéndose. Esto refleja la falta de visibilidad respecto de lo que sucederá en los próximos años".

Funcionarios de Petrobras se negaron a hacer declaraciones, al igual que la oficina de prensa de Rousseff. La oficina de prensa de Natura no respondió a un correo electrónico y una llamada telefónica de consulta.

El año pasado, la producción industrial de Brasil se contrajo en su nivel más alto desde 2009, pese a que el gobierno implementó una serie de exenciones fiscales. La confianza empresarial se desplomó hasta un mínimo récord en febrero a raíz de los costos más altos de endeudamiento, una inflación por encima de la meta gubernamental y la investigación por corrupción en .

Perspectiva de crecimiento"No permitan que las incertidumbres debiliten su visión del futuro de Brasil", dijo Rousseff en un evento de la industria de la construcción en Sao Paulo el 10 de marzo. "Haremos todos los esfuerzos para ver signos de una recuperación para fin de año. Pero necesitamos contar con ustedes".

Los economistas que cubren Brasil rebajaron su perspectiva de crecimiento para 2015 por undécima semana consecutiva, y ahora ven una contracción de 0.78%, demostró una encuesta del banco central publicada el 16 de marzo. La economía global crecerá 2.8% este año, según la estimación media de los analistas monitoreados por Bloomberg.

La desaceleración en Brasil es la principal razón de la reducción de las inversiones este año, según una encuesta que abarcó a 669 empresas realizada por la Fundación Getulio Vargas, un centro universitario y de investigación con sede en Río de Janeiro. Más del 30% de las empresas consultadas proyecta invertir menos en 2015, en comparación con 16% el año pasado. La proporción de empresas que proyectan gastar más cayó desde 34% hasta 27%.