Módulos Temas Día

Mayoría de peruanos solo ahorra para emergencias y servicios de educación

Solo el 43% ahorra en una institución financiera. Oferta de productos de la banca debería adaptarse a las necesidades del ciclo de vida de sus clientes, sugiere Arellano Marketing.

El principal motivo para el ahorro son las emergencias, según el 40% de las personas bancarizadas.

Si bien hoy más peruanos tienen acceso a productos y servicios bancarios, aún hay mucho camino por recorrer en inclusión financiera y buenas oportunidades de negocio para la banca, destacó Arnaldo Aguirre, gerente de Cuentas Senior de Arellano Marketing.

Así, según un estudio de la consultora, el 46% de los entrevistados dice tener la costumbre de ahorrar, pero solo el 43% pone sus excedentes en una institución financiera. Una gran parte guarda sus ahorros en efectivo (49%), otro 11% ahorra en juntas y el 3% se lo entrega a familiares o amigos.

Además, el principal motivo para el ahorro son las emergencias, según el 40% de las personas bancarizadas. Prevén fundamentalmente emergencias de salud.

La segunda motivación para el ahorro es el pago de la educación (13% entre los bancarizados y 6% entre los no bancarizados). Dejar algo de dinero a los hijos, comprar una propiedad o poner un negocio también están entre las razones para ahorrar.

Aguirre dijo que tal información representa una oportunidad para la banca de desarrollar cuentas de ahorro específicas para las principales necesidades de las personas.

"Cuentas de ahorro que pueden pagar poco (interés), pero que ofrezcan beneficios, como, por ejemplo, consultas pediátricas o derecho a usar una ambulancia. De lo que se trata es de adecuar el producto a las necesidades del cliente", explicó.

Hoy los productos de ahorro que ofrece la banca, más que estar orientados a beneficios específicos como salud, educación u otros, se diferencian por más o menos retiros en ventanillas, cajeros automáticos o cobro de una comisión, refirió Aguirre.

Sostuvo que los bancos deberían empezar a organizar sus ofertas ya no en función de productos sino del ciclo de vida de los clientes. Así, indicó que la banca podría orientar su oferta a segmentos de solteros, casados sin hijos o con hijos pequeños, casados con hijos mayores y nido vacío (cuando los hijos dejan el hogar), cada uno con diferentes necesidades.

Leer comentarios ( )

Ir a portada