Módulos Temas Día

laboral

"Estoy abierto a debatir sobre reglas de estabilidad laboral", aclara el ministro de Trabajo

“No hay que temerle a los debates sobre la estabilidad (laboral), pero requieren de un espacio de diálogo social que es el adecuado para debatir democráticamente sobre  reformas laborales”, apuntó Christian Sánchez.

Christian Sánchez

Christian Sánchez, ministro de Trabajo. (Foto: USI)

Christian Sánchez, ministro de Trabajo. (Foto: USI)

El Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) alertó que el 64% del empleo formal en el sector privado se basan en contratos temporales (contratos a plazo fijo). Christian Sánchez, titular del sector, explicó que este alto porcentaje puede responder a un uso inadecuado y más allá del límite de la ley de las modalidades de contratación laboral.

“Varias de las sentencias de la Corte Suprema y del Tribunal Constitucional revelan que hay uso indiscriminado de la contratación temporal para actividades permanentes, que es lo que se denomina un fraude de ley”, detalló en conferencia de prensa.

Ante lo cual, consideró que las armas para enfrentarla estarían relacionadas con la orientación de la correcta utilización de las modalidades de contratación a plazo fijo y de la fiscalización laboral .

"La herramienta de orientación (del correcto uso de las modalidades de contratación) es un mecanismo útil complementariamente a la fiscalización para el cumplimento de la legislación, que es nada más que adecuar la conducta de los administrados y encausarla para el respeto del principio de causalidad en las contrataciones temporales”, explicó.

En esa línea, aclaró que el ministerio está abierto a debatir sobre reglas de estabilidad laboral, despido nulo o injustificado, entre otros temas sensibles en materia laboral dado que “no hay que temerle a los debates”.

“No hay que temerle a los debates sobre la estabilidad (laboral) o sobre la reforma laboral, pero requieren de un espacio de diálogo social, que es el espacio adecuado – en un Estado de Derecho – para debatir democráticamente sobre estas reformas que inciden en aspectos sensibles de la legislación laboral”, apuntó.

En esa línea, recordó que las reformas que no pasan por un adecuado espacio de dialogo social e intercambio democrático de ideas entre actores sociales, de la sociedad civil y del Estado, son reformas que tienen problemas de origen y eso puede repercutir en la sociedad.

Leer comentarios ( )