Expansión de EspañaRed Iberoamericana de Prensa Económica (RIPE)

La economía latinoamericana avanza por 2014 con paso firme y mejores perspectivas que el año pasado. Sin embargo, varios retos pendientes de resolución ensombrecen este panorama.

Según un reciente informe publicado por –la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, dependiente de Naciones Unidas– el control de la inflación y la mejora de la son dos cuestiones que las economías de América Latina deben resolver para apuntalar su crecimiento.

El informe, titulado La coyuntura económica internacional y sus consecuencias macroeconómicas para y el Caribe, analiza la situación económica internacional, sus repercusiones en los países latinoamericanos y los desafíos, tanto nuevos como antiguos, a los que se enfrentan las economías regionales dentro de ese contexto.

El control de la inflación es una de las principales preocupaciones de los Gobiernos latinoamericanos, aunque con importantes matices. Si bien la tasa media de inflación se aceleró en el segundo trimestre de 2013, este incremento se debió, principalmente, a la aportación de Argentina y , que fueron (y siguen siendo a día de hoy) los únicos países latinoamericanos con tasas de inflación de dos dígitos.

En Argentina, según datos recabados por consultoras privadas, los precios se levaron por encima del 30% en 2013, aunque según el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, apenas alcanzó el 11%. En Venezuela, la tasa de inflación superó el 50% durante el año pasado. En cuanto al resto de países, la presión al alza de los precios fue más significativa en Centroamérica y en México, y estuvo estrechamente ligada al incremento del precios de los alimentos básicos, como el maíz, el trigo y la harina de soja.

ProductividadEn cuanto a la productividad, sigue siendo uno de los principales caballos de batalla de las economías latinoamericanas. Cepal insiste en que es necesario «impulsar la inversión dirigida a a favorecer el aumento de la y de la diversificación de bienes y servicios sobre la base de pactos que involucren al Estado, al sector privado y a las organizaciones sociales».

El organismo recomienda a los gobiernos que aprovechen la expansión del consumo para aumentar la inversión y para impulsar las exportaciones intrarregionales. Sin embargo, el consumo podría verse debilitado este año a causa de un crecimiento menor de los salarios en comparación con el registrado en 2012. Sobre estas bases, incluye también entre los desafíos de las economías latinoamericanas para este año la consolidación del crecimiento económico.

Aunque las perspectivas globales son buenas, la recuperación está siendo «desigual». El informe pone como ejemplo, que , Chile México y Perú registraron en 2013 tasas de crecimiento inferiores a las de 2012. A ello se suma que, a lo largo de 2013, «se ha observado un descenso generalizado de los precios de los productos de exportación de la región», como consecuencia de la .