Módulos Temas Día

Hugo Perea: “La desaceleración de la manufactura es una luz de alerta”

Para el jefe de Estudios Económicos del BBVA, el enfriamiento de la industria peruana es una señal preocupante porque genera muchos puestos de trabajo. Si la confianza empresarial cae el tramo pesimista señaló los inversionistas harán un “doble check” antes de tomar una decisión.

¿Es preocupante la desaceleración del PBI en mayo?Es una desaceleración respecto a lo que vimos en abril (cuando el PBI creció 7.65%). El resultado fue menor al esperado por el consenso (5.4%). Nosotros proyectábamos 5.1%. Pero gran parte de esa moderación está vinculada a actividades volátiles como agricultura y pesca. Lo que sí creo que es una señal preocupante es que la manufactura se desaceleró nuevamente (creció 0.98%).

¿Por qué es preocupante?Es una luz de alerta que se prende porque es un sector que genera mucho empleo. Al parecer se desaceleró por temas vinculados a la demanda externa, que afectó por ejemplo a los textiles.

Dados los resultados del INEI, ¿es posible crecer 6% este año?Algunas señalas sugieren una moderación cíclica, pero no un cambio de tendencia. Vamos a tasas de crecimiento anual de entre 5.5% y 6% que son bastante buenas dada la coyuntura actual.

¿Entonces no están considerando bajar sus previsiones de crecimiento?Estamos en ese proceso. Nosotros hacemos revisiones trimestrales y anunciamos nuestras proyecciones en el segundo mes de cada trimestre, y en agosto esperamos tenerlos en la conferencia dando los detalles.

Pero no puedo adelantar nada porque es un proceso global. Todas las unidades de estudios económicos nos dan información sobre China y Estados Unidos. Estamos en esa discusión.

¿La balanza comercial se recuperará en los próximos meses?Una manera de cerrar las brechas externas es una depreciación de la moneda. Los movimientos al alza del tipo de cambio favorecen las exportaciones y encarecen las importaciones. Es una respuesta endógena y natural.

El tipo de cambio se convierte como en un factor que absorbe los choques externos. Por ello, el BCR dejó que el tipo de cambio suba hacia niveles que parecían más en línea con los fundamentos de la economía. Es importante que el tipo de cambio tenga cierta flexibilidad para absorber los desequilibrios.

¿La confianza empresarial seguirá cayendo?El factor externo es que el viene afectando principalmente, pero las autoridades debe dar confianza con medidas que busquen agilizar la inversión, sobre todo en infraestructura. Lo que más preocupa es la parte externa, los vientos en contra que vienen con este proceso de reacomodo internacional de los portafolios, con salidas de capital de los países emergentes, que si son persistentes pueden seguir afectando las expectativas empresariales.

¿Qué significaría que la confianza empresarial caiga en el pesimismo?Los proyectos andarán un poco más lento. Los inversionistas harán un 'doble check' para decidir si invertirán o no. Ojalá no caigamos en un círculo virtuoso de pesimismo porque eso se convierte en una profecía auto cumplida.Si yo pienso que la economía se va a desacelerar y nos vamos a un crecimiento muy magro, pues ajusto mi gasto a esa expectativa. Si detengo mi inversión y todos actuamos de la misma manera vamos a desacelerar el ritmo de crecimiento.

EL BCR resaltó en su último informe algunos indicadores de consumo de las familias ¿Consideran que la demanda interna se mantendrá sólida?El gasto de consumo de las familias ha seguido evolucionando favorablemente. De hecho, algunos indicadores que anticipan las decisiones de gasto como la confianza del consumidor rebotaron en la última lectura. Otra cifra interesante es que la PEA adecuadamente empleada en Lima ha estado creciendo entre 8% y 7% anual. Esto apuntala el gasto de consumo para los siguientes trimestres y da soporte a la demanda interna, junto con el gasto fiscal. Esperemos a ver qué pasa con la inversión.

Leer comentarios ( )