(Reuters).- Los de jubilación de urgen ampliar su cobertura en el sector informal para mantener sus , dijo el representante global del sector, mientras mejoran la esperanza de vida y los salarios tras años de fuerte crecimiento ecónomico en la región.

Las empresas privadas de pensiones de la región, que nacieron hace casi tres décadas, manejan unos US$ 470,000 millones, sin contar Brasil y Argentina donde el Estado maneja las , según datos de la Federación Internacional de Administradores de Fondos de Pensiones.

, presidente de la federación, afirmó que la esperanza de vida ha aumentado y también las remuneraciones, lo que presiona a los fondos a buscar mecanismos que permitan obtener una pensión más prolongada y acorde a las necesidades de los afiliados, que suman unos 82 millones en América Latina.

"Vivir y ganar más es una buena noticia, pero desde el punto de vista previsional afectan nuestras pensiones", dijo Arthur durante un .

En ese marco el experto refirió que incorporar a más trabajadores a los fondos de pensiones es el mayor reto del sistema privado, principalmente del sector informal que en muchos países de América Latina supera el 50%.

"El mayor desafío para los sistemas de pensiones viene por el lado de la cobertura, que a su vez es el resultado de la gran informalidad que existe en nuestro continente", afirmó.

Arthur mencionó que la disminución de las tasas de interés, que dijo han caído a 2% en la década pasada desde un 5.5% en la década de 1980, afecta asimismo la rentabilidad de los fondos de pensiones. "Esto se traduce en un 20 y 25% menos de pensión", dijo.

"Los sistemas de pensiones latinoamericanos han tenido una rentabilidad promedio de 8%, eso es extraordinario, pero pienso que eso no es sostenible en el tiempo", agregó.