Reuters.- Tiffany redujo el jueves sus pronósticos de ventas y ganancias para el actual año fiscal porque anticipa una desaceleración en el crecimiento económico mundial, lo que provocaba que las acciones de la joyería del lujo cayeran casi un 7% antes de la apertura del mercado.

Tiffany ahora prevé un alza en las ventas netas globales para todo el año de entre un 7% y un 8%, frente a un pronóstico anterior del 10%, y redujo su perspectiva de ganancia para todo el año en 25 centavos por acción a un rango de entre 3.70 dólares y 3.80 dólares.

El presidente ejecutivo, Mike Kowalski, dijo en un comunicado que la debilidad en las Américas que comenzó a fines del 2011 sigue siendo una "tendencia suave" y advirtió de desaceleración económica en muchos países.

En enero, Tiffany reportó decepcionantes ventas para la temporada de fin de año en Estados Unidos y Europa, donde los despidos y una caída en los bonos que cobran los banqueros de Wall Street y Londres afectó el negocio.

Excluyendo los impactos cambiarios las ventas comparables de tiendas abiertas al menos durante un año se mantuvieron estables en las Américas y en Europa durante el primer trimestre fiscal que cerró el 30 de abril.

En todas las regiones, las ventas aumentaron un 7.6% a 819.2 millones de dólares, en tanto que las ventas comparables crecieron un 4%.

Sin embargo, Tiffany continuó recibiendo un impulso de Asia fuera de Japón. Las ventas comparables en esa región aumentaron un 10%.

El minorista reportó una ganancia neta de 81.5 millones de dólares, o 64 centavos por acción, para el trimestre, un leve alza desde los 81.1 millón de dólares, o 63 centavos por acción, un año antes.

Los resultados representan 5 centavos menos de lo que esperaban los analistas de Wall Street, de acuerdo a Thomson Reuters I/B/E/S.