Módulos Temas Día

The Economist: Negocio del turismo médico sigue creciendo a pesar de limitaciones

Más personas están pasando por el quirófano en el extranjero. Sepa qué países se benefician de este boom.

turismo médico

turismo médico

Es difícil precisar las cifras con exactitud, en parte debido a las diferencias entre los países en lo que se considera turismo médico. (Foto: Getty Images)

En la pequeña ciudad croata de Zabok, cada año llegan miles de pacientes de toda Europa y Medio Oriente que buscan caderas o rodillas de reemplazo en el hospital St Catherine, que se especializa en servicios ortopédicos. Algunos llegan por un tratamiento que no pueden recibir en su lugar de origen, otros para escapar de largas listas de espera para recibir atención médica pública o evitar precios altos para operaciones privadas.

Croacia es uno de los lugares de moda en la industria del turismo médico. En otras latitudes, Barbados ofrece tratamiento para concebir bebés; la gente puede cambiar de sexo en Bangkok; Hungría y México son populares para tratamientos odontológicos; y Turquía ofrece servicios de trasplante de cabello.

Es difícil precisar las cifras con exactitud, en parte debido a las diferencias entre los países en lo que se considera turismo médico. Algunas estadísticas británicas incluyen una mera visita al spa o un turista que se enfermó.

Allied Market Research, una firma de investigación, calcula el valor de la industria en US$ 61,000 millones en el 2016. Keith Pollard, director de LaingBuisson, un equipo de investigación en atención médica que se especializa en datos de turismo médico, considera que es mucho más pequeño, alrededor de US$ 10,000 millones y US$ 15,000 millones.

Un número creciente de pacientes de clase media en los países asiáticos y africanos significa más personas dispuestas a gastar si no pueden encontrar lo que necesitan en su lugar de residencia. Y los consumidores tienen incentivos para hacer viajes transfronterizos por diferencias sustanciales de precios por el mismo tratamiento.

Por ejemplo, una cirugía de reemplazo de válvula cardíaca en promedio cuesta 30,000 euros (US$ 35,000) en Alemania, pero solo 15,000 euros en la vecina Austria, con poca o ninguna diferencia en la calidad. Una operación de cadera puede costar 12,000 euros en Gran Bretaña, 10,000 en Turquía y tan solo 4,725 euros en Polonia.

Los gobiernos están respondiendo a la creciente demanda. Corea del Sur, Malasia y Dubai han invertido mucho en la creación de centros regionales de expertos médicos para atraer a pacientes extranjeros. La Dubai Healthcare City busca atraer pacientes de las naciones del Golfo que en el pasado fueron enviados a otros lugares de Europa o América por sus sistemas de salud.

Algunas áreas de nicho están mostrando un crecimiento particularmente fuerte. Keith Pollard dice que los viajes internacionales para la fertilización in vitro (FIV) están aumentando rápidamente debido a que muchos países ricos tienen acceso restringido a tratamientos gratuitos. Varios países europeos, como Alemania, ofrecen solo tres rondas de FIV y limitan el acceso a personas con afecciones médicas o a mujeres jóvenes.

Sin embargo, el turismo médico aún se ve obstaculizado por la falta de información detallada y confiable sobre la calidad de los hospitales y clínicas y de sus médicos y cirujanos, señala Valorie Crooks, profesora de geografía en la Universidad Simon Fraser en British Columbia.

Los hospitales internacionales a menudo son verificados por Joint Commission, una organización sin fines de lucro que otorga acreditación a proveedores de servicios médicos. Aparte de eso, los pacientes han tenido que confiar únicamente en la reputación o en los intermediarios que facilitan los viajes médicos.

Los pacientes a menudo no se dan cuenta de que estos "facilitadores" pueden estar trabajando exclusivamente con ciertas clínicas; algunos reciben comisiones no divulgadas. Si las cosas salen mal, los pacientes pueden tener pocos recursos para recibir ayudar. Los médicos se han quejado durante mucho tiempo de las personas que regresan con complicaciones de un tratamiento en el extranjero.

Dos nuevas firmas en línea, Qunomedical y Medigo, ambas con sede en Berlín, esperan mejorar las cosas. Estas firmas permiten a los pacientes buscar tratamientos médicos en una gran selección de proveedores, ofreciendo información clara sobre los precios y la calidad del personal y los servicios. Ambas reciben honorarios de los hospitales y clínicas que clasifican, tal como se informa en sus sitios web; Medigo también gana dinero en forma de honorarios de pacientes y clientes corporativos. Los pacientes escriben comentarios, y la firma pone a disposición asesores humanos que ayudan a los clientes a elegir dónde recibir el tratamiento. Tal información debería hacer que los tratamientos médicos extranjeros sean más atractivos.

Pero ganar dinero con el turismo médico aún puede ser difícil. Las variaciones en los tipos de cambio pueden hacer que un destino sea menos atractivo al instante. El mercado de "safaris de escalpelo" en Sudáfrica ha demostrado ser volátil, dicen las personas en el negocio, debido a las fluctuaciones monetarias. A veces, la demanda no se materializa. Cuando se comenzó a trabajar en un hospital de 2,000 camas llamado Health City Cayman Islands, se esperaba que el proyecto de US$ 2,000 millones atrajera a más de 17,000 pacientes extranjeros al año, en su mayoría de Estados Unidos.

Pero cuando se inauguró la primera ala del hospital en el 2014, el International Medical Travel Journal informó que menos de 1,000 pacientes extranjeros llegaron en su primer año. Una razón fue que sus patrocinadores basaron las proyecciones de números de clientes en un estudio defectuoso, según una investigación posterior de un comité gubernamental de cuentas públicas. Llegaron menos pacientes estadounidenses de lo esperado en parte porque las aseguradoras de salud no estaban interesadas en enviar personas al extranjero.

Con el tiempo, es probable que los proveedores de servicios médicos viajen para atender a los pacientes. Vikram Kapur, socio de Bain & Company, dice que China ha sido en el pasado un exportador de pacientes, pero ahora los hospitales estadounidenses, como Johns Hopkins, Cleveland Clinic y la University of Pittsburgh Medical Center, están emprendiendo empresas conjuntas con hospitales chinos para proveer servicios a pacientes más cerca de sus hogares. De una forma u otra, la atención de la salud se está volviendo más libre.

Leer comentarios ( )

Ir a portada