Santiago (Reuters).- Las refinerías Aconcagua y Biobío de la petrolera estatal chilena ENAP operaban con cargas mínimas luego de evacuar a su personal por una alarma de tsunami tras el terremoto que remeció la noche del miércoles al país sudamericano.

Un terremoto de magnitud 8.3 sacudió la zona centro-norte del país, dejando al menos ocho muertos y desatando un tsunami con olas de hasta cuatro metros que inundaron localidades costeras y obligaron a evacuar a un millón de personas.

[ Lea también ]

Las unidades de Aconcagua y Biobío se ubican en zonas aledañas al borde costero en el centro y sur del país, respectivamente.