Nadie está libre de un . Ni las empresas, y en este caso los más graves son los cibernéticos, esos que por medio de un "hacker" o pueden vulnerar la información de los negocios y generar un colapso y más aún, grandes pérdidas.

Sin embargo, si bien en las empresas locales existe preocupación por el aumento de los delitos informáticos, un 66% de ellas va a reducir este año su presupuesto para combatirlos en el orden de 5% a 15%, según la encuesta realizada por ,"Adelántese a los Delitos Cibernéticos", mientras que un 29% aseguró que permancerá igual en los próximos 12 meses.

"Esta ha sido una de las sorpresas del estudio, ya que en las encuestas del 2012 y 2013 el carácter presupuestario mostraba un incremento, gradual si, pero aumento en seguridad, y ahora esto ya no se mantiene sino que un buen grupo lo disminuye", sostuvo Elder Cama, Socio de Advisory Services de EY.

Esto, agregó, genera una contradicción ya que las empresas son conscientes de ello, en base a que el 68% dijo que hay una falta de recursos especializados y un 37% restricciones presupuestarias.

Otro dato a destacar es que al ser consultadas, 53% de las empresas declaran tener poca probabilidad de detectar un , lo que revierte en una alta exposición a varios riesgos, entre ellos los reputacionales.

Se amplía el radarPara Cama, otro punto que también ha generado una sorpresa es que el empleado ya no es considerado el primer frente de amenaza dentro de la empresa como se ha dado en años anteriores.

Aunque aún el 90% de las empresas lo señala como tal, el 66% consideró a los contratistas y proveedores como que trabajan en la compañía como una posible fuente de ataque.

"Y es importante destacar que un 68% ve a los hackers como una fuente más probable de ataque informático", acotó Cama.