Fráncfort (Reuters).- La empresa alemana de indumentaria deportiva, Puma, dijo el miércoles que su presidente ejecutivo Franz Koch abandonará el cargo en marzo, como parte de una reestructuración que ya está en marcha con la meta de alcanzar a sus rivales y .

De manera frenética, , reduciendo su gama de productos y achicando su administración tras una advertencia de ganancias en el verano boreal, luego de que los consumidores de sus mercados principales en Europa retrocedieran en la compra de calzado y casacas deportivas.

El anuncio sobre la salida de Koch, de 33 años, se produce 11 días después de que , del accionista mayoritario PPR, asumiera como presidente de la junta supervisora en lugar del ex CEO Jochen Zeitz, quien lideró a Puma por 18 años.

Puma, cuyo 82.4% es controlado por el grupo francés de artículos de lujo, dijo que Koch trabajaría con el nuevo presidente Palus también director administrativo de PPR hasta que decidió irse.

"Vamos a buscar la reorganización de la compañía, con el foco en la innovación de productos y la comercialización, y vamos a seguir dedicando los recursos necesarios al desarrollo de la marca", declaró Palus el miércoles.

Palus dijo que Puma esperaba contratar un nuevo CEO en la primavera boreal.

PPR ha dicho que Puma no estaba invirtiendo demasiado en productos, lo que la ha dejado detrás de sus rivales en el lanzamiento de calzado de alta tecnología para correr y jugar al fútbol.

"Este es el capítulo final del legado de Zeitz. Están empezando de nuevo", dijo un analista del sector que quiso permanecer en el anonimato, agregando que la maniobra no era una sorpresa tras las críticas de PPR sobre la estrategia de mercadeo de Puma.

Las acciones de Puma caían un 0.13% a las 1300 GMT del miércoles.