El Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec) propondrá establecer "umbrales" de permisibilidad al momento de fiscalizar la liberación al ambiente de los Organismos Vivos Modificados (OVM), más conocidos como transgénicos, pues en la práctica resultará imposible controlarlos al 100%, tal como lo establece la ley de moratoria (ley 29811).

Antonio Morán, secretario ejecutivo de la Comisión Multisectorial de Asesoramiento (CMA), ente liderado por el Concytec y encargado de monitorear la implementación de la ley 29811, refirió que se propondrá establecer umbrales permisibles, de entre 0.5% a 5%, según cada tipo de OVM.

"Venimos trabajando dentro de la CMA el tema de los umbrales. La ley indica que la liberación al ambiente debe ser de 0%. Estamos discutiendo en la CMA si es que es posible llegar a un cero absoluto, o debemos definir umbrales. El 0% es prácticamente imposible lograrlo, es costoso y demandaría demasiado tiempo", señaló el funcionario al presentarse en la Comisión de Ciencia, Innovación y Tecnología del Congreso.

"Queremos definir umbrales, puede ser 0.5% permisible o 1%, hasta 5%. Estamos viendo cuánto es el porcentaje de error que se puede permitir, el umbral máximo que se podría aceptar", agregó Morán, quien también es subdirector de la subdirección de Ciencia, Tecnología y Talento del Concytec.

Cabe recordar que hasta la fecha, el OEFA aún no puede fiscalizar el ingreso y liberación de los transgénicos, debido a que espera la publicación de normativa pendiente, a cargo varios ministerios (Gestión 17.03.2015). Lo que viene realizando el OEFA desde el año pasado son eventuales operativos de fiscalización piloto, pero sin capacidad de sanción. El OEFA ya detectó la venta prohibida de semillas transgénicas en tres regiones del país (Gestión 02.02.2015).

La Ley 29811, promulgada el 2011, establece una moratoria hasta el 2021 contra el ingreso, producción y liberación de los OVM al ambiente. Asimismo, la ley propone fortalecer las capacidades para desarrollar una adecuada gestión de los impactos sobre la biodiversidad nativa en caso haya liberación de los OVM.

En el marco de la ley, el también tiene como funciones la formación técnica del talento humano en desarrollo biotecnológico, la mejora de la infraestructura para la evaluación, gestión y regulación de los OVM. Asimismo, está a cargo de la acreditación de los laboratorios de análisis y detección de los transgénicos.

"La ley cumple una doble finalidad, una es la moratoria por diez años. Y la otra es fortalecer nuestras capacidades para que dentro de diez años tengamos toda la parte humana, los laboratorios e infraestructura que nos permita manejar las OVM", sostuvo Morán.

Por su parte Gisella Orjeda, presidenta del Concytec, también resaltó que el Perú adquiera las capacidades para gestionar los OVM.

"Es importante lograr fortalecimiento de capacidades humanas y laboratorios, ya sea si se sigue o no con la moratoria. Hacer transgénicos no es nada del otro jueves, es como una receta de cocina, es súper simple. Nosotros en el Perú podemos producir organismos transgénicos para las necesidades locales", señaló Orjeda.