La Comisión Económica para América Latina y el Caribe () y el Organismo Internacional del Trabajo () destacó la estrategia que se viene aplicando en diversos países, entre ellos el Perú, para reforzar los servicios públicos de empleo, favoreciendo a los trabajadores más vulnerables, entre ellos los jóvenes, para mitigar el impacto de la .

Así, en la misma línea, el informe "Coyuntura Laboral de América Latina y el Caribe", reveló que la misma medida fue aplicada en Agentina, Costa Rica, Honduras y Uruguay.

Asimismo, resalta que en el Perú se están elaborando planes nacionales de acción a favor de la promoción del , al igual que Costa Rica, El Salvador, Honduras, Jamaica, Nicaragua, el Paraguay.

"Son instrumentos que tratan de consolidar institucionalmente las políticas y las estrategias de promoción del empleo juvenil en el ámbito nacional, y mejorar su coordinación e integración a fin de disminuir la dispersión de esfuerzos y la duplicidad de acciones", indicó.

De este modo, el informe conjunto de la Cepal y la OIT detalló que en el ámbito normativo, se sancionaron leyes dirigidas a mejorar las condiciones de empleo de los jóvenes, así como su acceso al mercado laboral.

En el campo de la protección social, agregó que se diseñaron e implementaron programas para los jóvenes con problemas de empleo y programas de transferencias monetarias condicionadas para apoyar la inserción y retención escolar.

El documento agregó que la creación de empleos para los millones de mujeres y hombres jóvenes que entran al mercado laboral cada año es un componente crítico del camino hacia economías más prósperas.

En ese sentido, el documento considera que no solo es importante generar empleos en cantidad suficiente, sino también que la calidad de estos se encuadre en el concepto de trabajo decente.