Estos son los extractos de la ponencia del jefe de estudios económicos del jefe del Departamento de Economía de la Universidad del Pacífico en la Mesa Redonda sobre Política Económica organizada por Gestión, Intelfin y el Instituto Perú de la Universidad San Martín de Porres.

El peso de la confianza en el crecimiento económico del PerúEl dinamismo de los últimos años ha estado asociado más a la demanda interna y esta ha sido vigorosa en años previos, el tema de la confianza del inversionista y consumidor es crucial para seguir manteniendo este ritmo de crecimiento. Los indicadores de confianza se han estancado en menos de 50 puntos durante algunos meses, la gente está a la expectativa de lo que puede darse en el futuro.

Hay algunas señales que dio el Gobierno que generaron incertidumbre, pero ahora es necesario un shock de expectativas, de confianza, de tal manera que se asegure el crecimiento del gasto de los consumidores y que la inversión se mantenga a niveles consistentes con una tasa de crecimiento de 5% a 6% los próximos años. Son importantes las reformas que se lleven a cabo porque van a permitir salir de la trampa del ingreso medio y continuar el afianzamiento del crecimiento. La clave es avanzar en temas como el mercado laboral y de capitales, y la reforma del Estado.

En los últimos ocho años hemos tenido un cambio estructural en la política fiscal, antes era muy procíclica, y ahora tenemos espacio para hacer política contracíclica, lo hicimos en el 2009 y el 2010. Ahora tenemos más recursos y espaldas financieras por los bajos niveles de endeudamiento externo y por el Fondo de Estabilización Fiscal (FEF), que podría usarse cuando sea necesario.

El entorno es incierto, aunque ello no implica que vayamos a caer en una crisis si hubiera una desaceleración más adelante, pero no debemos generar noticias que mellen más la confianza del consumidor y el inversionista.

Tenemos los recursos para salir adelante: tenemos un BCR que es independiente, que tiene muchos instrumentos todavía, una tasa de referencia de 4.25% que en cualquier momento puede cambiar, hay reservas, márgenes para mover encajes, tenemos todo para poder reaccionar rápidamente.

El desafío de las reglas fiscales y del futuro del canonEl proyecto de reglas fiscales estructurales nombra un Consejo Fiscal que tratará de que esa metodología compleja se entienda y pueda ser replicada por terceros, para que se puedan llevar a cabo. Es un paso importante para tener un comportamiento sano de largo plazo en las finanzas públicas. Según estimados del comportamiento estructural, no ha habido superávit fiscal en los últimos años sino déficit; la idea es llegar al 2016 con un resultado estructural neutro, que justamente nos colocaría en una posición sana de largo plazo en materia fiscal.

Uno de los principales retos es tener la valentía política para tratar de cambiar las reglas del canon. Una distribución más equitativa en la que quizá habría que pensar en una reducción de la participación de los gobiernos subnacionales, pero que, a la vez, el Foncomun juegue el rol de tratar de ecualizar el comportamiento fiscal de las municipalidades. También hay oportunismo de las autoridades subnacionales que juegan con las expectativas de las personas y, ante esa presión, el Gobierno está cediendo.

Priorizar las reformas y gastar mejor en programas socialesSi se analiza la evolución del presupuesto, hay cerca de 3,000 millones de soles anuales incrementales para destinarlos a remuneraciones, y en los últimos seis a siete años este incremento se ha dado a pesar de todas las restricciones presupuestales, y crece la planilla del Estado. Pero se ha hecho con poca exigencia respecto a los resultados y compromisos que asumen quienes van a tener este aumento remunerativo.

El gasto corriente ha crecido considerablemente y los indicadores de calidad no han sido muy importantes. Un cambio ha sido la introducción del Presupuesto por Resultados(PpR), cuyos indicadores deberían ser más públicos porque no se conocen mucho. Hay algunos indicadores que muestran resultados importantes.

Hemos hecho grandes avances en inversión pública, estamos en 6% del PBI y se espera que se mantenga en ese rango; toda la reforma de proyectos del SNIP también ha generado proyectos con ciertos estándares de calidad, pero el gran reto va por el lado del gasto corriente. Las reformas que deben implementarse adicionalmente pasan por otros temas; no queremos caer en la trampa del ingreso medio.