La labor de la bancos centrales en el mundo es garantizar que la inflación se mantenga en niveles bajo y que la moneda no pierda su valor. Sin embargo en Europa este trabajo se viene transformando a causa de la deflación.

"Hoy hablar de inflación baja, sobre todo en un peligro que amenaza sobre todo a la economía europea, es la deflación y por lo tanto el objetivo de los bancos centrales se está transformando de combatir una inflación alta a crear un poco de inflación", afirmó el profesor del IE Business School, Fernando Fernandez.

Explicó que esa política deflacionista contrasta mucho con la situación de América Latina, donde países como Argentina o Venezuela tienen una inflación totalmente desbordada, pero incluso el mismo Brasil cuyo objetivo de inflación es el 4.5% está muy por encima de esa meta.

Más información en el video del IE Business School.