Hoy concluye la con el partido que jugarán Argentina y Alemania, dos países que buscan alcanzar la gloria futbolística y cuyas economías juegan un partido aparte, con distancias muy marcadas.

Argentina y Alemania, representa el juego entre una candente economía emergente pero volátil contra una estable pero lenta.

Mercado bursátilEste año, acapara la atención por su mercado de valores y en lo que va del 2014, es el que mejor desempeño ha tenido en el mundo, con un alza de más del 60%, mientras que Alemania apenas ha subido 1%, según el portal CNN Expansión.

La disparidad es aún mayor si se mira el desempeño de los mercados de ambos países desde que comenzó el Mundial Brasil 2014 el pasado 12 de junio. El mercado bursátil de Argentina ha ganado cerca de 7%, mientras que el mercado alemán ha perdido.

De acuerdo con Goldman Sachs, cualquier país que gana la Copa del Mundo registra un "impulso" temporal en el mercado de valores, pero es de corta duración: alrededor de un mes de euforia accionaria. El subcampeón suele tener un rendimiento inferior después de los juegos.

EconomíasDesde cualquier perspectiva, la es mucho más fuerte. Está creciendo a un ritmo anual de 2.3%, según los últimos datos, y la inflación se mantiene baja.

Argentina, por otra parte, tiene una economía en contracción y la inflación es galopante. Las estadísticas oficiales del gobierno dicen que la inflación es de alrededor de 15% al año, pero muchos economistas del sector privado creen que la cifra real es el doble. Una inflación tan alta significa que los argentinos están pagando más por todo, la gasolina, los alimentos o la vivienda, y sus salarios no aumentan al mismo ritmo.

Dicho esto, los dos países tienen tasas de desempleo bastante similares. La de Alemania se ubica un poco por debajo del 7%, mientras que la desocupación en Argentina está un poco por arriba de esa marca, al menos según las estadísticas oficiales del gobierno.

BonosArgentina está al borde del impago de su deuda y sería la segunda vez que cae en default desde el año 2000. Los funcionarios de economía de la nación sudamericana han pasado mucho tiempo en Nueva York negociando con acreedores clave, entre ellos varios fondos de cobertura, sobre los pagos y los plazos.

Mientras la deuda argentina está actualmente clasificada como "bonos basura," Alemania mantiene una calificación crediticia de triple A de Moody's, la más alta.