Módulos Temas Día

De La Habana a New York: Dos lados opuestos

Comunismo Vs Consumismo

El año pasado viajé a Cuba, La Habana y no, no fui a Varadero, tampoco me fui a un hotel caro (aunque tampoco tendría nada de malo si lo hubiese hecho de esa manera). En ese viaje, acompañada de una amiga, viajamos en plan <mochileras> para sumergirnos dentro de la cultura cubana y conocer a la gente local/real para saber como es que realmente se vive allá y el desenlace de lo que viví fue abrumador y bastante deprimente. En Cuba aprendí a no dar mi libertad por sentado y que la realidad siempre superará los libros y las ideas antiguas de generaciones pasadas que ya no nos pertenecen y que debemos de cambiar con urgencia y emergencia. Cuba no es una isla, es una <aisla> en donde para conectarte con el exterior en pleno siglo 21 y globalización, necesitas comprar una tarjeta de internet, entre otras tantas injusticias que existen en el país controlado por un estado sin visión y egoísta.

dl Antes de llegar a Cuba, pensé que encontraría gente realmente feliz con su vida y satisfecha con el gobierno, pero la realidad es que no es así, no están felices y solo se atreven a contarte su verdad si se sienten en la confianza de hacerlo porque no es que tengan miedo, tienen terror de decir lo que verdaderamente piensan/sientan y ser descubiertos por el gobierno ya que esto podría traerles consecuencias negativas a su hogar y calidad de vida. Puede ser que las personas más adultas ya se hayan acostumbrado o resignado mejor dicho al nivel de dictadura absurda camuflada en un comunismo ridículo para éstos tiempos, pero los jóvenes cubanos si que se dan cuenta y la impotencia de no poder hacer nada al respecto es realmente abrumador e injusto.

Cuba es un país hermoso pero dictador camuflado con ideas que simplemente ya no funcionan en éstos tiempos y que le hacen un daño inmenso a una generación de jóvenes que tienen millones de sueños pero que no pueden salir por la irresponsabilidad y el egoísmo de un grupo de personas que solo piensan en si mismos y no en la comunidad de verdad.

56

Si algo he aprendido de política sin ser política es que Primero: siempre puedo dar una opinión política sin serlo; Segundo: Una cosa es servirse del pueblo (malos políticos) y otra cosa muy diferente es servir al pueblo (lo que tampoco te hace su esclavo OJO), Tercero: el pueblo NO siempre tiene la razón y Cuarto: nada ni nadie tiene derecho a quitarle la libertad al ser humano y Cuba esta haciendo justamente eso, la gran mayoría de cubanos no están allá por elección sino por obligación, asi como tampoco tienen derecho a decir lo que verdaderamente piensan o sienten sobre el gobierno porque si lo hacen son castigados directa e indirectamente que francamente me da rabia, pena y frustración.

Venezuela se encuentra a tiempo de no llegar a ser Cuba

Si el modelo comunista funcionara entonces todos los venezolanos que están huyendo (si, leíste bien, el verbo es la palabra huir) de su país se irían a Cuba y no a Chile, Perú u otros países. De hecho, si el modelo comunista funcionara, no huirían.

ny

Ver Cuba AHORA es ver a una Venezuela después de 60 años, la ciudad se está despedazando lenta y literalmente. Es una experiencia realmente desgarradora e inhumana que te enseña el daño que hace el abuso de poder en manos de los “líderes” equivocados. Espero de corazón, algún día, Cuba pueda despertar en consciencia y ése grupito de personas poderosas se den cuenta todo el daño que están ocasionando a mediano y largo plazo a miles de familias, especialmente a los jóvenes que tienen todo el derecho a soñar también fuera de la isla.

New York New York

Si hablamos de extremos y opuestos, entonces el antónimo de la Habana sería New York. New York NO es Los Estados Unidos. Primeramente, si vamos a comparar una ciudad como La Habana, no podemos compararla con un país, así que usaré de ejemplo otra ciudad extrema y opuesta como lo es la ciudad de New York.  Estar en el Times Square de New York es como estar en nuestro rico jirón de la unión (Harta gente), pero con todas las razas del mundo juntas en una calle multicultural. New York es el mundo comprimido literal en una gran manzana en donde todos somos bienvenidos y depende de cada quien, cumplir sus sueños y hacerlos posible en la realidad a través del trabajo. Entonces en New York funciona así, si trabajas tienes dinero y lo puedes usar como medio para conseguir lo que quieras y cuando quieras, el problema no es tener dinero, tampoco lo es ser ambicioso(a) y luchar por lo que uno(a) quiere para superarse a sí mismo(a) , ya que eso demuestra tu compromiso, dedicación y disciplina para conseguir los resultados que quieres lograr para tu vida, de acuerdo a tus objetivos personales.

humanidad

El problema aquí es el desbalance que el capitalismo podría generar si comenzamos a ver al dinero como un fin y no un medio, en donde poco a poco y de manera muy sutil vamos perdiendo nuestra esencia como ser humano y comenzamos a interactuar como robots de manera demasiado práctica anulando nuestras emociones/sentimientos convirtiéndonos en los nuevos, elegantes y modernos psicópatas del siglo 21, sin embargo como todo se encuentra tan normalizado ni siquiera nos damos cuenta de eso, lo que hace aún más grave la situación, perdiéndonos de experimentar nuestro proceso de vida por estar preocupados en ¿Cuándo me voy a comprar el próximo celular de moda?

Homelessness Reaches All-Time Record In New York City

Entonces, vivimos en un mundo irónicamente globalizado en donde pareciera que estamos más conectados que nunca a través de los celulares, las tablets, las computadoras, sin embargo nos sentimos más desconectados que nunca. Para probar lo que digo, mañana cuando salgas a la calle, mira a tu alrededor y te darás cuenta que el 90% de las personas que caminan por las calles están mirando abajo y no están observando precisamente sus zapatos, están en su celular, cada uno en su mundo, en su propio igloo o isla, casi como si estuvieran en un concierto de música electrónica.

Entonces, por un lado el capitalismo es abundante en términos de dinero pero que pasa cuando éste sistema se distorsiona en el materialismo frío y superfluo de <tener> sobre el <ser>. ¿Qué pasa cuando nos perdemos en los <sales u ofertas> de las tiendas en vez de priorizar lo importante? No esperemos una llamada de atención para <ser> sobre <tener> en un sistema radical del consumismo bárbaro que literalmente nos esta consumiendo en una vida desgastante y descontrolada en todo nivel. La cantidad de comida que botan los restaurantes en New york es impresionante, una vez más, es como si estuviera mirando en primera fila una película sobre el despilfarro, el desbalance y cero equilibrio sobre los que tienen radicalmente todo y los que no tienen absolutamente nada, dejándome la reflexión a preguntas abiertas sobre ¿Cuál es el punto medio entonces?, ¿ Como encontrarlo?, ¿ Cuál sería la solución?, ¿Hay solo una, existen varias soluciones?, ¿Cuál propones tu?, ¿De quién depende ésta solución?, ¿Solo del estado, de la gente, de quién?

tierra2

Ni capitalismo ni Comunismo, ¿Cuál es el punto medio?

La respuesta no la tengo yo y estoy segura de que tampoco lo sabe el estado. Llámame básica o idealista pero creo que para cambiar el mundo, depende de nosotros como comunidad y sociedad en donde TODOS (sin excepción) nos hagamos responsables de nuestras vidas sin quejas ni excusas para hacer de éste mundo, uno mejor para nosotros y nuestras próximas generaciones. Se trata de calidad vs cantidad, al final no interesa si tenemos “mucha comida chatarra” (Gracias Mac Donalds pero no Gracias), porque a la larga, ésa no es comida real, no nutre ni alimenta de verdad nuestros organismos para que tengan energía durante el día, las semanas, los meses y los años que vengan. Comiendo así, no solo estamos consumiendo menos (calidad), sino que NO estamos comiendo lo adecuado para nuestros sistemas, permitiéndonos vivir más y con una mejor calidad de vida con menos enfermedades. No tengo que ser nutricionista ni chef para tener sentido común y reflexionar sobre metaforizar sobre la comida en base los conceptos del capitalismo y comunismo. Ninguno de los dos opuestos son verdaderamente libres, mientras el comunismo vive con la ilusión de que “todos somos iguales, todos tenemos por igual por más que no tengamos nada y a las justas estemos sobreviviendo el día a día con lo que “papá estado” me da y así me conformo”, por el otro lado, tenemos al capitalismo radical en donde “no me importa si estas pasándola mal (racha mala), sino trabajas no comes, sino produces, no vales, si no te mueves, no sirves y sino consumes no estas de moda”

  tierra

Más que respuestas, éste es un artículo que escribo desde una perspectiva lo más neutral y objetiva posible como ciudadana del mundo (más que como empresaria o la etiqueta de turno que prefieras colocarme). Tú, yo, somos seres humanos y como tal tenemos el derecho pero sobre todo el deber de cuidar nuestro mundo con líderes responsables y equilibrados que se hagan cargo de verdad de la dirección de nuestras comunidades para que nuestras próximas generaciones puedan seguir disfrutando de las maravillas de lo que nuestra tierra tiene por ofrecerles, desde agua limpia y potable, comida real y natural entre otras tantas necesidades básicas que últimamente son un privilegio para algunos y no un derecho para todos. Asimismo, independientemente de los líderes que nos toquen, nunca perdamos el sentido común de hacer las cosas de manera correcta a beneficio propio (amor propio) sin olvidarnos de los demás también (deber comunal) para juntos transformar éste mundo en uno mejor, no importa donde te encuentres, haz el cambio donde estés.

humanidad2

Si TODOS como MUNDO nos pusiéramos de acuerdo (Independientemente de la complejidad de nuestras culturas, etnias, razas, hábitos, comportamientos, pensamientos, religiones, etc ), éste mundo sería otro. Finalmente, todos somos ciudadanos del mundo y depende de nosotros, conservar nuestra raza humana por el bien de nuestro propio futuro. Sé que sueno idealista y quizás lo sea, pero es que si viviéramos única y exclusivamente de realidades, nos deprimiríamos y no le haríamos campito para que los sueños se hagan realidad. De ti depende

 

Ani

 

 

 

 

 

Leer comentarios ( )