Módulos Temas Día

®Evolución digital Oscar Ugaz

Reforzando contactos online: lazos débiles y LinkedIn Endorsements

Hace unos días, al consultar la información de un viejo conocido en LinkedIn, apareció en la pantalla un mensaje que mostraba los perfiles de otros cuatro contactos de mi red,  invitándome a confirmar determinadas aptitudes o conocimientos que dichas persona habían afirmado poseer ("Endorsements").

Hace unos días, al consultar la información de un viejo conocido en LinkedIn, apareció en la pantalla un mensaje que mostraba los perfiles de otros cuatro contactos de mi red,  invitándome a confirmar determinadas aptitudes o conocimientos que dichas persona habían afirmado poseer (“Endorsements”).

endorsements.jpg
La nueva herramienta es bastante simple, pero engancha rápidamente.
LinkedIn siempre se ha caracterizado por convertir el proceso aburrido y
tedioso de crear un CV online en algo más llevadero, sencillo y, porque
no, entretenido. Ahora, cada vez que entro en la plataforma, invierto
un par de minutos en confirmar con un simple clic las habilidades de
aquellos contactos que LinkedIn me va sugiriendo. Las personas a las que
hago el “endorsement” reciben un mensaje por correo electrónico que les
informa de mi acción y las invita a su vez a confirmar mis propias
habilidades o conocimientos. Al momento de escribir esta columna ya
tengo varias de estas confirmaciones en mi propio perfil.

Lo que me resulta muy entretenido es ir observando a cada una de estos
contactos e ir recordando la situación en la que los conocí, la
actividad que llevamos a cabo (si llegó a darse) y de si alguna manera
estoy en capacidad de confirmar que posee la habilidad y conocimiento
que dice poseer. Y es en esto punto donde creo que esta el gran
potencial de la herramienta ya que nos ayuda a reforzar la solidez de la
red de contactos.

Si en el caso de Facebook, la mayoría ha pasado por el proceso de
coleccionar al mayor número de amigos para luego ser más selectivo
básicamente por temas de privacidad, LinkedIn siempre se ha
caracterizado por promover el crecimiento de la red de contactos. Bajo
el concepto de “uno nunca sabe cuándo un contacto nos puede servir”, nos
hemos lanzando a enviar invitaciones a modo spam, utilizando para ello
el mensaje que la plataforma nos ofrece por defecto: “Me gustaría
añadirte a mi red profesional”.  Esto ha provocado que en lo que a mi
concierne,  evite hacer “endorsements” a por lo menos 40% de las
personas que el sistema me proponía calificar ya que no tenía ninguna
referencia de ellas y en algunos casos ni siquiera sabía quiénes eran.

La experiencia reafirma aquello que otros han estudiado con detalle: Las
redes sociales son muy poderosas para desarrollar aquello que se da en
llamar “lazos débiles”
. Cada uno de nosotros tiene un círculo cercano de
amigos o contactos con los que se guarda una relación cercana y de los
que podemos esperar una alta probabilidad de respuesta. Pero también
tenemos un entorno de lazos débiles en los que suelen existir cientos de
“contactos” con los que no guardamos una relación directa. Aquí están
por ejemplo los amigos de amigos, gente que acabamos de conocer,
personas a las que invitamos proactivamente a pertenecer a nuestra red,
etc. Puede ser que nuestra interacción con estas personas sea esporádica
(quizás pasen meses o años para que se produzca un contacto) y en
muchos casos puede que no llegue a producirse nunca. Estos contactos de
“lazo débil” tienen la desventaja de no garantizar una ayuda en un 
porcentaje elevado de los casos. Al mismo tiempo, una de sus grandes
ventajas es que amplían la información y abanico de soluciones que
podríamos obtener de nuestro círculo más cercano. Si uno siempre se
relaciona con las mismas personas, obtendrá siempre las mismas
respuestas o puntos de vista y eventualmente los mismos resultados.

La recomendación estratégica para suplir las desventajas de los “lazos
débiles” es reforzar el nivel de confianza en ellos. Algunas formas de
llevarlo a cabo es, por ejemplo, verificar cómo estamos unidos a estas
personas, enfatizar los intereses en común que puedan existir o exponer
las habilidades que podamos compartir o que nos puedan interesar
mutuamente. “Endorsements” se enfoca en este último aspecto y esta
reforzado por un sistema de calificación basada en comunidad
(peer-reviewed).

Si bien estamos ante una herramienta útil a posteriori, yo siempre suelo
recomendar el mejorar la calidad de la relación desde el inicio. En esa
línea, algo tan simple como la gestión de invitaciones a unirme a la
red profesional de una persona puede ser útil. En lo posible no aceptar
inmediatamente una invitación del tipo:

“Me gustaría añadirte a mi red profesional en LinkedIn”.

Una buena opción es responder:

“Estimado X. Gracias por la invitación. ¿Sería posible que me comentarás
cómo me encontraste en LinkedIn y el por qué del interés en el
contacto?”.

Esto deja la pelota en el campo del contrario. Es en base a la respuesta
en que luego podemos tener la libertad de aceptar o no. En mi caso,
debo decir que si bien hay muchos que no vuelven a responder otros sí lo
hacen y  la relación que se establece tiende a ser productiva.

Conceptos como LinkedIn Endosements son muy útiles para reforzar
nuestros lazos débiles, pero también debe existir una actitud proactiva
de nuestra parte para construir redes online de calidad. No hay que caer
en un extremo de soberbia y no aceptar a nadie, pero tampoco dejar de
reforzar ciertas relaciones que nos pueden servir en el futuro.

 

 

Leer comentarios ( )