Módulos Temas Día

Próspero Perú Gladys Triveño Gladys Triveño

Purl y la paridad de género

La paridad de género es un concepto clave para la vida política y democrática, sobre todo en un país que requiere un cambio cultural y actitudinal de instituciones y ciudadanos.

El canal de Youtube de Pixar acaba de estrenar el primer cortometraje de una serie denominada Pixar Spark Shorts que abordarán temas de actualidad y con mensajes inclusivos.

El primero de la serie se llama Purl, es de la cineasta Kristen Lester, y busca dar un mensaje contra el machismo, a través de las vivencias de un ovillo de lana de color rosa llamado Purl que consigue el empleo que tanto deseaba y se ve enfrentada a la discriminación contra las mujeres que caracteriza una empresa tradicionalmente dominada por varones.

La capacidad profesional y la simpatía de Purl no son suficientes para ser aceptada por sus compañeros de trabajo que rechazan que sea diferente, que luzca diferente, que arregle su espacio de trabajo diferente y tratarán de mantenerla al margen de lo que hace el resto del grupo, pero además, no tendrán en cuenta sus ideas o sus aportes, de la misma manera que toman en cuenta los de otro compañero de sexo masculino.

El deseo de encajar de Purl es tan fuerte que decide cambiar radicalmente, tratar de lucir como sus compañeros, actuar, hablar y hasta reír de las mismas cosas que ellos. Para ello, deja de ser el ovillo rosa que era y con lana de otro color reconvierte su traje en uno más parecido al que usan sus compañeros.

Purl no se pregunta si perder su identidad es un costo razonable para encajar en un mundo de hombres, hasta que llega otro ovillo de color a la empresa y sus compañeros tienen con esta nueva compañera, la misma actitud que tuvieron con ella.

El mensaje del cortometraje es claro, fuerte e inclusivo. Las mujeres no deberíamos necesitar parecernos a los varones para encajar en ninguna posición ni empresa, no deberíamos necesitar alzar la voz para hacernos escuchar, pero sobre todo, los hombres deberían actuar con más respeto por las mujeres. El cortometraje acierta también en mostrar que hasta el final los hombres no cambian sino es Purl la que advierte que está haciendo algo mal al perder su identidad por su deseo de encajar en un mundo de hombres.

El cortometraje aún no ha pasado el test de Alison Bechdel, creado en 1985 para medir si una película trata bien a la mujer, respecto a los hombres en el cine. Para ello, debe reunir tres requisitos: incluir dos personajes femeninos con nombre propio, que compartan escena y hablen entre sí, y que la conversación no trate acerca de hombres. Ya se verá, cuántos de los cortometrajes que produzca Pixar en esta serie cumplen con estos requisitos.

La breve historia de Purl ayuda a comprender la importancia que tuvo la discusión sobre paridad de género en la conformación de la Junta Nacional de Justicia (JNJ), teniendo en cuenta que esta tendrá la responsabilidad de elegir y ratificar a jueces y fiscales. ¿Es razonable pensar que una conformación predominantemente masculina de la JNJ privilegiará la elección de jueces y fiscales varones?

Hay quienes creen que eso no sucederá porque primará la meritocracia, pero basta recordar la forma irrespetuosa con la que el desactivado Consejo Nacional de la Magistratura evaluaba a las mujeres, para saber que eso no está asegurado.

Además, la genialidad de Carlin en una de sus recientes caricaturas describe muy bien cómo puede ser importante considerar cuotas de género en un país donde mujeres y hombres que transitan por los mismos caminos de vida, tienen que superar diferente cantidad de obstáculos para llegar a sus metas.

Esto es una realidad con la que vamos a llegar al Bicentenario. Se hace mal en negarla argumentando que cada vez más algunas mujeres alcanzan las posiciones más altas en todos los niveles de la sociedad. La discriminación contra la mujer está en el germen de todas las formas de violencia que hay contra ella, desde la física, la psicológica hasta la económica.

El Congreso de la República acaba de perder una gran oportunidad para incluir el tema de la paridad de género en una ley orgánica de importancia trascendental para la administración de justicia.

La paridad de género es un concepto clave para la vida política y democrática, sobre todo en un país que requiere un cambio cultural y actitudinal de instituciones y ciudadanos.

Tenemos que hacer votos para que el próximo Parlamento que se elija tenga en cuenta la necesidad de dar mensajes para provocar ese cambio cultural y haga los cambios legislativos necesarios para lograr ese equilibrio en las instituciones públicas de trascendencia nacional.

Mientras eso ocurre, los padres tenemos una tarea importante para educar a nuestros hijos en el respeto por las mujeres y por sus capacidades.

Eso permitiría que en una segunda versión del cortometraje, no sea Purl la encargada de detener el ascensor para invitar a entrar al nuevo ovillo (otra mujer), sino que uno o más de los colegas varones lo hagan.

 

 

Leer comentarios ( )