Módulos Temas Día

Se cuenta que cuando Alejandro Magno, rey de Macedonia, se apoderó de Frigia (actualmente Anatolia en Turquía) tuvo conocimiento que quien desatara un nudo complicado hecho en el pasado por Gordio, rey de aquella región, tendría a sus pies el dominio del mundo. Alejandro Magno, según la leyenda, sacó su espada y cortó el nudo, poniendo fin a un reto que otros habían intentado sin éxito.

Un nudo gordiano en las últimas décadas en el Perú es revertir las débiles instituciones políticas. Se han intentado diversas soluciones, incluidos los cambios constitucionales, pero hasta ahora sin resultados. Este mes, la comisión nombrada por el presidente Vizcarra para elaborar una propuesta de reforma política presentará un informe con sus sugerencias. ¿Podrán llevarse a cabo exitosamente esta vez las propuestas? Difícil dar una respuesta con cierta certidumbre.

La semana pasada, la agencia calificadora Moody’s culminó la revisión periódica de varios emisores de deuda, entre ellos el Gobierno del Perú.

Como ha sucedido desde que el país obtuvo el grado de inversión, el perfil crediticio del Perú continúa respaldado por su fortaleza macroeconómica y en los últimos 20 años por su historial de crecimiento.

Pero mientras esos resultados se logran gracias a la fortaleza institucional de las entidades encargadas de la política macroeconómica y monetaria, Moody’s remarca –como también lo hacen otras agencias de calificación de riesgo– las débiles instituciones políticas que incluyen “una alta incidencia de corrupción, bajos niveles de educación y un gran sector informal”, según difundió la agencia tras finalizar la revisión. Es más, advierte que parte de los riesgos del país devienen por el ruido político.

La presentación del informe de la comisión que preside Fernando Tuesta ocurrirá en momentos en que la economía muestra altibajos como, por ejemplo, la caída de la inversión pública por segundo mes consecutivo, el estancamiento del empleo –que apenas creció 0.3% en enero– y los costos de una reconstrucción atrasada y mal diseñada que se han hecho más evidentes con las lluvias y huaicos de El Niño, que, aunque débil ha tenido una repercusión nada desdeñable, como se ha visto con el viaje del mandatario a España y las críticas recibidas por su ausencia en momentos por los estragos causados por el fenómeno climático.

Pero simultáneamente también se registra en el sector privado anuncios de nuevas inversiones, que incluyen proyectos mineros, así como posibilidades de nuevos cultivos para la agroexportación. También se evidencia con la última gira de inPerú que se mantiene vivo el interés de los inversionistas extranjeros por el país.

Ambas caras de la moneda ocurren en la economía, pero no así en el ámbito político donde el deterioro es permanente – que incluye conductas impropias de congresistas que son acusados desde actos de corrupción hasta acoso sexual–.

 Las expectativas del informe de reforma política pareciera que no están al mismo nivel que las que se han dado con las declaraciones en Brasil tras la firma del acuerdo con Odebrecht.

 Sin embargo, la oportunidad de discutir nuevamente una reforma política puede significar, si es que se lleva a cabo, revertir la debilidad de las instituciones políticas.

 

 

Leer comentarios ( )