Módulos Temas Día

Palabra de Gestión Julio Lira Segura Julio Lira Segura

No solo el ruido político afecta a la economía

“La preocupación es mayor si el propio presidente Kuczynski considera que está realizando un buen gobierno”.

¿Cuál es la limitante para mejorar la calificación crediticia del Perú?, fue la pregunta que en agosto del año pasado le hizo Gestión a Jaime Reusche, vicepresidente del grupo de riesgo soberano de Moody’s.

La respuesta de Reusche fue que “es el mismo reto de todo el tiempo, como tener instituciones políticas débiles, la corrupción, la informalidad y la debilidad del Poder Judicial”. Desde que el Perú obtuvo el grado de inversión y aún antes, poco se ha hecho por avanzar en superar los problemas que menciona Moody’s. Hoy, a raíz de los casos de corrupción por Lava Jato y la moción de vacancia contra el presidente Kuczynski, es más evidente la débil institucionalidad que tiene el país.

Los ministros de Economía han estado en los últimos quince años abocados principalmente al crecimiento, pero sin lograr que los temas estructurales puedan ponerse en agenda. Ahora las agencias calificadoras de riesgo están preocupadas por dos asuntos: la turbulencia política y la situación fiscal.

Justamente, en el segundo punto, es tarea del Ministerio de Economía cuidar la caja fiscal y allí la propia titular del MEF, Claudia Cooper, reconoció el jueves pasado que el tema fiscal es una preocupación, aunque confía que la recuperación que se observa en los últimos meses de la recaudación fiscal permitirá superar el problema. No todos piensan así.

Claudia Cooper resaltó que el Perú es el de mayor déficit fiscal del grupo de países con similar calificación de riesgo y que este se ha situado en su mayor nivel de los últimos 17 años. ¿Cómo se ha llegado a ese resultado? Por la tendencia creciente del gasto público, por encima de los ingresos tributarios.

Hoy el gasto corriente crece por encima del gasto de capital, como lo señala el propio MEF. A diferencia de los países de la Alianza del Pacífico, el Perú ha expandido su gasto, es decir, todavía no está en la línea de consolidación fiscal.

El punto es crucial porque las agencias calificadoras de riesgo están revisando las calificaciones de los países. Y más de uno de la región ha tenido una rebaja o su perspectiva ha pasado de estable a negativa. La preocupación es mayor si el propio presidente Kuczynski considera que está realizando un buen gobierno como ha remarcado en una entrevista concedida al diario Trome, soslayando que esa no es la percepción de la mayoría de los ciudadanos, como lo registran todas las encuestas de opinión pública.

Por cierto, también hay una cuota de responsabilidad, y muy grave, por parte del Congreso, debido a la aprobación de diversos proyectos que conllevan un riesgo fiscal y que a pesar de que algunos son observados por el Ejecutivo, el Parlamento les da luz verde, insistiendo en su aprobación.

Por ello, cuando se evalúa la situación de la economía y se centra todo en el análisis del ruido político, es necesario hacer hincapié que los riesgos también están por los errores en política económica del Gobierno, sobre todo en los primeros meses de la administración de PPK y porque algunos ministerios, como ya lo advirtió el BCR, alientan un mayor gasto fiscal. La preocupación debe ir más allá de lo que ocurra este jueves con la votación de la moción de vacancia. Si bien la economía sigue mostrando fortalezas, hay debilidades que no se van.

 

 

 

Leer comentarios ( )