Módulos Temas Día

Palabra de Gestión Julio Lira Segura Julio Lira Segura

Una selección que no hay que descuidar

En las próximas semanas el Poder Ejecutivo designará a los nuevos presidentes de cuatro organismos reguladores que son claves en la economía: Osiptel, Ositran, Sunass y Osinergmin. El concurso se inició el 10 de marzo y postularon 60 profesionales para los cuatro reguladores. El viernes pasado se ingresó a la etapa final con la selección de 15 profesionales, los cuales rindieron su evaluación escrita. Ahora queda por realizar la entrevista personal.

Tras las evaluaciones correspondientes, la comisión a cargo del concurso, nombrada por el presidente del Consejo de Ministros, entregará la lista de postulantes seleccionados, culminando con ese acto su labor. Finalmente, el presidente del Consejo de Ministros, en este caso Fernando Zavala, presentará la propuesta de designación para cada uno de los reguladores al presidente de la República, quien realizará la designación formalizándola mediante una resolución suprema.

En la relación de los 60 postulantes había varios casos de candidatos cuestionados, ya sea por su labor en el pasado en los propios organismos reguladores o como funcionarios en diversas entidades del Estado, incluso como viceministros.

La publicación de los 15 seleccionados para la evaluación escrita muestra que persisten esos problemas, a lo que hay que añadir que algunos candidatos y/o candidatas afrontan procesos administrativos y/o judiciales, que si bien no tienen sentencia, son un factor a tomar en cuenta en caso esta fuera desfavorable para los que intentan ocupar alguna de las presidencias de los organismos reguladores.

Lo ocurrido recientemente en Ositran a raíz de la adenda del aeropuerto de Chinchero, es un motivo suficiente para seguir con detenimiento el proceso de selección, más aún cuando actualmente los reflectores están puestos en mayor medida en el impacto de El Niño costero. Los organismos reguladores han estado sujetos desde el inicio de su existencia a los vaivenes de las presiones de los ministerios, en algunos casos, o de las empresas en otros. Ya que estamos por iniciar la reconstrucción en el norte, también es conveniente reconstituir a los reguladores para que sean autónomos y que su labor sea tanto por el cumplimiento de las inversiones comprometidas por los concesionarios, así como por el cumplimiento de los servicios consignados en los contratos.

No se trata, como dijimos el mes pasado, que los organismos reguladores al igual que la Contraloría, tengan que poner su firma en cada etapa de un proyecto de inversión, pero sí en momentos claves su opinión debe ser vinculante.

Pero, además, en más de un regulador falta completar los directorios. Por todo eso, la decisión que adopte la comisión encargada del concurso y el propio presidente del Consejo de Ministros será fundamental para el buen funcionamiento de una economía de mercado.

 

 

Leer comentarios ( )