Módulos Temas Día

Moda Inc. Daniel Trelles Daniel Trelles

El emergente mercado del lujo en el Perú

¿Estamos cerca de llegar a ser una capital del lujo? ¿Tenemos el potencial para poder serlo? Estas son las preguntas que a veces me hago cuando de moda se habla. Se podría decir, que las marcas de lujo son pilares fundamentales en un mercado de moda, son el reflejo del estilo de vida de muchos diseñadores, los cuales tienen precedentes significativos de cultura, arte y mucho conocimiento textil. Marcas como Chanel, Dior o Versace son íconos de la moda alrededor del mundo, pero ¿Estamos realmente preparados para tener un atelier o simplemente una boutique de estas marcas? Esta semana, analizaremos un poco el mercado de lujo en el Perú.

¿Estamos cerca de llegar a ser una capital del lujo? ¿Tenemos el potencial para poder serlo? Estas son las preguntas que a veces me hago cuando de moda se habla. Se podría decir, que las marcas de lujo son pilares fundamentales en un mercado de moda, son el reflejo del estilo de vida de muchos diseñadores, los cuales tienen precedentes significativos de cultura, arte y mucho conocimiento textil. Marcas como Chanel, Dior o Versace son íconos de la moda alrededor del mundo, pero ¿Estamos realmente preparados para tener un atelier o simplemente una boutique de estas marcas? Esta semana, analizaremos un poco el mercado de lujo en el Perú.

pic1.jpg

Salvatore Ferragamo del Jockey Plaza, Chanel (Europa) Moschino en Miguel Dasso

Capital humano

Entiendo que tener un mercado de lujo en el país, es que más personas puedan tener acceso a un mercado en donde grandes marcas puedan reflejar lo mejor de su trabajo. Para esto se necesita registrar un crecimiento constante económicamente hablando y sobre todo el capital humano para que pueda administrar estas marcas en nuestro país.

 

Actualmente el mercado de lujo en el Perú, mueve alrededor de 30 millones de dólares y crecerá un 20% estimó el grupo Lauder. Es entonces, que necesitamos gente más preparada y que pueda tener cierta experiencia para que nuestro país pueda agarrar terreno frente a otros países latinoamericanos en donde adoptan franquicias europeas o americanas que finalmente llegan a nuestro país.

calles.jpg

Calle Miguel Dasso, Boulevard Jockey Plaza y Avenida Conquistadores San Isidro en Lima

Marcas y espacio

En concreto, el concentrado de marcas de lujo está en dos puntos focales de nuestra capital. Uno es en el centro comercial Jockey Plaza en Monterrico y otro, en San Isidro (Conquistadores y Dasso); Estos lugares ofrecen propuestas de diseñadores como CH de Carolina Herrera, Salvatore Ferragamo, Versace, Ermenegildo Zegna, Moschino, entre otros. Pero más allá de tener marcas salpicadas en varios puntos, lo que se podría hacer es  planificar una zona en donde varias marcas aterricen y se pueda tener un conglomerado de ofertas para el consumo del cliente. Mucho dependerá de cómo las marcas del extranjero nos ven a partir de nuestro mercado interno y adonde querramos llegar.

plazas.jpg

JK Iguatemi Shopping Mall Sao Paulo, Galerías Pacífico en Buenos Aires y Boulevard del Parque Arauco en Santiago, Chile.

Ejemplos latinoamericanos

Las cifras de Chile y Argentina son superiores a comparación de nuestro mercado, aunque nosotros como país tenemos más posibilidades de crecer rápido dentro de la región (como ellos lo hicieron en la década de los 90). Actualmente, en estos países operan diferentes centros comerciales en donde existen diferentes marcas de lujo, como por ejemplo el Centro Comercial

JK Iguatemi Shopping Mall

en Sao Paulo, Brazil, en donde tienen marcas como Chanel, Lanvin o Burberry y actualmente registra ganancias superiores a los esperados en el país Carioca. En Argentina, las Galerías Pacífico, muestran un repertorio de marcas como Chanel (maquillaje), Christian Lacroix y Hugo Boss (Aunque muy venida a menos por la crisis que actualmente vive el país gaucho). En Chile, específicamente en el Boulevard del Parque Arauco, alberga marcas de lujo como Louis Vuitton, Dolce&Gabbana y Montblanc, entre otros más. No olvidemos la avenida Alonso de Córdova, que tiene a Hermes, Salvatore Ferragamo y Longchamp.

otrasmarcas.jpg

Emporio Armani, CH de Carolina Herrera y Versace Collection en el Jockey Plaza

Lo que nos espera

Debido al fuerte crecimiento del país, y un cambio en el comportamiento del consumidor, la moda se mirará con diferentes ojos y

 poco a poco la sociedad peruana buscará nuevas opciones y propuestas con las cuales diferenciarse y poder demostrar un estatus diferente. Por otro lado, cada vez más, las personas buscan texturas nuevas, originalidad en diseño 

 

y nuevas expectativas de experiencia del consumidor. A esto se le suma, la nueva tecnología digital, que es una herramienta principal para muchas marcas, la cual trabaja de la mano y tiene importancia vital, en la decisión y estilo de vida del cliente. Además, esperemos que poco a poco, surjan nuevos centros de moda en nuestro país de calidad y no sólo para un tipo de bolsillo sino para varios.

 

 

Leer comentarios ( )