Módulos Temas Día

Millennials Pamela Romero Wilson Pamela Romero Wilson

Gerardo Chavez-Maza: "Soy arquitecto y ahora me dedico a la curaduría"

_ARO5325

 

Gerardo es arquitecto y curador de arte. Estudió en Lima y luego en Londres, lo que le permitió tomar una postura global sobre lo que le apasiona. De regreso en la capital, fue curador consultivo de ART LIMA 2018 fue y busca concretar su rol como curador explorando las nuevas iniciativas de la ciudad. ¡Lea!

 

¿Qué opina de Lima?

Lima me parece una ciudad que tiene mucho potencial en cuanto a lo que hago y en cuanto a lo que me gustaría que suceda. Ofrece muchísimo desde todos los elementos que la componen: gastronomía, cultura, arte y más. Soy arquitecto y ahora me dedico a la curaduría.

¿Cómo une ambas?

No dejo de lado las influencias que la arquitectura pudiera tener en mi práctica curatorial. Intento que haya un dialogo constante.

¿Qué cree que hace única esta ciudad?

El caos urbano, la misma arquitectura informal y otras son características que generan una identidad particular, generan contenidos interesantes a desarrollar desde la parte artística.

¿Consideró estudiar arte alguna vez?

Creo que puede ser un punto de debate, pero considero que ser curador se puede comprender y usar con una visión artística también. Es una manera de dialogar.

¿Cree que se debe ser algún entendido en arte antes de estudiar curaduría?

No. En mi promoción de la maestría en Londres todos éramos de distintas disciplinas y eso era lo interesante. De hecho uno de los lineamientos del programa era buscar diversidad de ideas, ahora hay hasta biólogos interesados en esto. El mundo actual no busca curadores que enfrenten el arte desde una vista teórica solamente.

¿Cómo se llamaba la maestría y dónde la tomó?

Curating contemporary art en el Royal College of Art.

¿El mundo sería lo mismo sin curadores?

El rol que tenemos es muy importante en el mundo que vivimos hoy. Ahora hay una mayor comprensión del rol pero no tanto en Perú todavía. Los curadores han sido promotores de las principales bienales, articuladores de las ferias de arte y de grandes exposiciones. De hecho hay “star curators” que han cobrado mucha relevancia internacional.

¿Podríamos definirlos como catalizadores del rubro?

Sí, definitivamente. Sirve como un articulador entre la galería, la obra de arte, el artista, los discursos artísticos, etc.

¿Cómo empieza su vida académica?

Empecé estudiando arquitectura en la UPC y al terminar no tenía claro hacia dónde iba mi trabajo como arquitecto. De hecho sabía que quería acercarme al arte pero no como un artista sino como alguien que activara la escena.

¿Entonces no quería ser ni artista ni galerista?

Exacto, no. Buscaba dinamizar la escena artística.

¿Cómo se sentía en la maestría?

Como un lienzo en blanco. Al no venir del mundo del arte propiamente, no tenía teorías preconcebidas que limitaran mi aprendizaje. ¡Comprendía todo de manera analítica y no sistemática!

¿Qué le hace volver a Lima?

Inicialmente mi paso fue apresurado porque surgió que mi papá cumplía 80 años y como es un artista conocido tenía una exposición en el Museo de la Nación. Vine para apoyarlo en el desarrollo que si bien no fue una curaduría propia, busqué lograr la mayor visibilidad posible.

¿Cuál fue su rol en ART LIMA 2018?

Fui curador consultivo de la feria y además trabajé con la sección de galerías jóvenes. Tuvimos 10 galerías y trabajamos con un grupo selecto para darle plataforma a las nuevas vanguardias. El reto fue ver cómo articularlas a nivel comercial dentro del mercado local.

¿Qué prioridades cree que tiene Lima en arte?

Me parece que hay una falta de infraestructura en instituciones de arte. Aunque han venido surgiendo de manera auto gestionada no hay tanto apoyo estatal a lo contemporáneo. Aún hay una fragilidad para identificar a todos los agentes del mundo del arte actual como ciudad cultural que somos, Lima necesita igualarse a otras ciudades de Latinoamérica. Estuve en Art Bo y la oferta cultural de Bogotá está muy adelantada.

¿Cuál sería nuestra ventaja?

En el Perú no tenemos que inventarnos contenido, el asunto está en ver cómo generar un dialogo con lo que se produce hoy.

¿Qué suele hacer ahora que está de regreso?

Me gusta mucho comer en casa. Salgo principalmente al Hotel B que está lleno de arte cuando me quiero dar un gusto muy de vez en cuando. Me muevo entre exposiciones y nuevas galerías porque hay propuestas novedosas y ser percibe el interés por dinamizar la ciudad.

 

 

 

 

Leer comentarios ( )