Módulos Temas Día

Millennials Pamela Romero Wilson Pamela Romero Wilson

Ximena Delgado: "Lo más emocionante es ver crecer tu negocio desde cero"

Captura de pantalla 2017-10-09 a las 17.07.48

 

Ximena Delgado es hoy una de las socias fundadoras de King Kroughnuts. En solo tres años de creación la empresa se ha expandido para cerrar este año con 4 locales. Además de también haber logrado crear la franquicia de este producto, Ximena se prepara para desarrollar productos con el sello de calidad dela marca y cafés con una gama de productos más amplia. Antes de entrar al rubro de alimentos y bebidas no sabía nada de la gestión de este tipo de negocios pero confiesa haberse enamorado de cosas como la creación de procesos eficientes, la calidad en el servicio y la creación de producto innovadores en mercados vírgenes. Lea

 

¿Qué es un kroughnut?

Es la combinación perfecta entre un croissant y una dona, tiene capas de hojaldre pero en la forma de un dona. Es un producto redondo, con un claro agujero en el medio, relleno y toppins. ¡La masa es como la de un croissant!

¿Cómo es que logró encontrar un socio correcto para empezar a hacer negocios por cuenta propia?

Rodrigo era amigo mío y además chef. Cuando él vino a mi con la idea aún trabajaba en Lima Marina Club y tenía esto entre manos luego de haber conversado con su novia sobre la cantidad de postres que se comparten en redes sociales. Ahí fue donde vieron el “cronut” y se dieron cuenta que se vendían muy bien en EEUU. Aunque de hecho ese nombre ya estaba patentado, la idea en sí aún no había llegado a Perú.

¿Cómo fue que se decidió a invertir?

Apenas me dio de probar uno no resistí a pensarlo como idea de negocio. Ese mismo día me decidí a buscar financiamiento para abrir una operación pequeña en Lima.

 ¿A qué se dedicaba cuando se presentó esta oportunidad?

Yo trabajaba en retail y no sabía bien qué rumbo debía tomar mi vida a largo plazo. No sabía si quería quedarme en la oficina o abrir una empresa propia. De hecho, esta oportunidad me ayudó a ver todo mucho más claro.

¿Sabía algo del rubro antes de invertir?

Nunca imaginé entrar al rubro de alimentos y bebidas pero sabía que era un buen lugar para hacer negocios. La verdad entré sin saber mucho.

¿Cuál fue su inversión inicial?

Nuestra inversión fue de 8 mil dólares. Vendíamos vía delivery en tres distritos al inicio. ¡Empezamos produciendo en la cocina de la casa de mi socio!

¿Cómo gestionaron su campaña de marketing?

Nosotros hicimos todo vía redes sociales. Nuestro público objetivo era gente joven y nuestro segmento número uno son los millenials. Sabíamos que estaban todos metidos en redes y que les gustan los conceptos nuevos en muchos rubros. Fue así que luego de hacer una buena campaña de intriga nos lanzamos el 15 de Noviembre del 2014. El primer día tuvimos todo vendido…

Luego de sus primeras acciones, ¿qué más hicieron para publicitarse?

El año pasado ya pusimos un panel en la carretera a la altura de Playa del Golf y además tuvimos algo de prensa. Sin embargo, lo más importante  como siempre fue el boca a boca.

¿Cuál fue su primer gran pedido?

Recuerdo que nos llamó Coca Cola para un evento corporativo. Nos pidieron 500 KK y pudimos completarlo muy bien felizmente.

¿Cómo define a sus clientes?

Son personas que revisan perfiles de los amantes de la gastronomía de la ciudad, que buscan novedades, gente que está entre 25 y 40 años generalmente.

¿Cuántos locales tienen ahora?

Al inicio iba a ser solo un local de producción pero luego de encontramos con este espacio donde estamos ahora en Lince, decidimos abrir también al público. Nos ha ido tan bien que tuvimos que ampliar este espacio un poco más y pasar las oficinas al segundo piso de este local.

¿Y su proceso de distribución ha mejorado?

Sí, el delivery que empezó en tres zonas ya se ha expandido a todo Lima. Llegamos hasta Ate, Surco o La Molina. A veces piden de provincias incluso…

Entonces, ¿tienen ya un planta de producción y un local?

Cuando pensamos en abrir el segundo local decidimos usar la inversión para una nueva planta de producción que luego abasteciera a todas las tiendas a futuro. Esto nos permitió tener un producto 100% estandarizado. Todo se arma en las tiendas y se hornea antes de servirlo.

¿Cuál era el objetivo de tener todo estandarizado?

Si estandarizas puedes franquiciar. Nosotros hicimos una consultoría con Nexo Franquicia y ya vendimos tres de ellas. Hicimos La Molina, pronto abre Miraflores en Enrique Palacios y luego San Isidro. Estamos, ahora sí, pensando en la de Surco.

¿Cuánto tiempo tiene la empresa?

La empresa tiene tres años solamente.

¿Cuál es su principal satisfacción?

He aprendido de todo pero lo más emocionante es ver cómo crece tu negocio desde cero. De pasar a ganar S/. 200.00 al día a que otro día SUNAT te diga que ya no eres una MYPE.

¿Qué cosas inesperadas ocurrieron?

Poder ver áreas en las que yo no sabía que podía estar interesada. Por ejemplo servicio al cliente, contacto con el cliente o innovación.  Me di cuenta que la gente quiere siempre ver novedades.

¿Cuál atributo busca desarrollar con KK?

Estamos apuntando a la innovación. Todos nuestros productos son hechos por nosotros desde cero y utilizamos insumos artesanales. ¡No tenemos ni un solo aditivo!

¿Han expandido a más productos?

Sí, de hecho. Los kroughnuts son nuestro producto bandera pero hemos creado una carta entera para los locales que se han vuelto un café. La estructura de negocio ahora tiene King Kroughnuts Café, King Kroughnuts Factory y King Kroughnuts Express en malls.

¿Tiene planes de seguir invirtiendo en otras cosas fuera de KK?

No, por ahora estoy muy concentrada en esto y creo que aún hay mucho por crecer. Tendremos cuatro tiendas al cerrar este año y ya no es poco a nivel operativo y administrativo. Felizmente tengo a mi socio que se encarga de ver los procesos de calidad, capacitación de personal y creación de nuevos productos; yo me encargo de comercial y marketing.

¿Alguna vez le costó trabajar en esto?

Sí, claro que cuesta. Cuesta y uno lo hace con mucho gusto, se me pasan las semana volando.

¿Cómo se desarrolla un día regular en su vida ahora?

Además de comer aquí todo el día, me encargo de las redes sociales para atender de inmediato a cada cliente que pudiera tener un percance. Veo mis presupuestos todo el día todos los días para gestionar el marketing correctamente  y luego de estar en mi oficina revisando qué cosas se pueden implementar paso también a planta para no perderme de nada. Confieso que me gusta andar corriendo

 

 

 

 

Leer comentarios ( )