Módulos Temas Día

Millennials Pamela Romero Wilson Pamela Romero Wilson

Carlos Blancas: "Me inspiro en la calle"

Captura de pantalla 2016-08-24 a las 12.21.45

 

 

Facebook me dice que conozco a Carlos desde abril del 2014, pero debo confesar que podría tranquilamente haber ido al Kinder con él. Es la persona más natural, carismática y amante de la belleza que habita esta ciudad. Sin duda se ha esforzado para colocar lo suyo en el mercado de la producción de campañas de moda y lo entrevisto porque además creo que su enorme potencial le augura un futuro prometedor. Ha viajado incansablemente y hoy en Lima, colabora para la revista Caras mientras divide su tiempo en hacerse feliz. Me mira sonriente cuando empezamos esta entrevista, y confieso: ¡Su piel ha experimentado más tratamientos de belleza que la mía! ;)  

Carlos Blancas se define como amante del estilo, negociante al 100% y alguien muy colaborador. Hoy es director de C Blancas Studio; donde crea imagen de marca para campañas de publicidad en moda. Además, se encarga de editar las secciones de Moda y Belleza de la revista Caras.

  

 

Se que es una manera brusca de entrevistarte, pero se que tuviste un accidente y eso cambio tu modo de ver las cosas. ¿Qué ocurre luego de eso?

Creo que pasar por un acontecimiento como ese me llevó a pensar muchas cosas, la primera es que si hubiese muerto, ¿hasta aquí nada más duraría mi vida?… Pasé por un estado emocional muy fuerte, me di cuenta que estaba viviendo la misma rutina y no aportaba nada en mi desarrollo creativo. No tardó un mes y decidí hacer una pausa con la posibilidad de no regresar al Perú. Desde muy chico soñé con Italia, domino el idioma es por eso que decidí comenzar mi viaje en Milán. Si bien estuve en otras ciudades sin duda fue la que más me marco, no por la moda que es lo que la gente está acostumbrada a pensar, sino por los secretos que guarda. Trabajaba via internet con mi país, así que traté en lo posible de no estar vinculado a temas de moda en este viaje. Me introduje al mundo de la cocina, vinos y en general, estilo de vida.

 

De hecho eso te ayuda a definirte como un “amante del estilo”. ¿Cómo te inspiras para crearlo?

Me inspiro en la calle. Analizo muchísimo a las personas, estudié marketing así que me encanta saber como viven, donde comen, donde compran, a donde van, todo, nada obsesivo, todo observando (risas)

 

Entiendo. Entonces realmente aprendes de la gente…

Sí, aprendo y me inspiro de ella. Sobre todo, cuando llego a un nuevo lugar trato de volverme un local.

 

Me encanta. ¿En qué momento crees tu que tomas confianza y decides trabajar por tu cuenta?

Trabajo desde los 17 años. Empecé como aprendiz de Orietta Fernandez, una de las primeras diseñadoras de alta costura del país de quien me siento agradecido de haberme permitido ingresar al mundo de la moda. Pasé por diferentes trabajos pero en simultáneo estudiaba marketing. Cuando se abre la oportunidad de trabajar en la Revista Caras, yo con 20 años, no sabía si tomarlo o no, ya había decidido retirarme de la moda y dedicarme a mi carrera de marketing pero tuve que escoger, así que tome la dedición de trabajar y entregar todo de mi hasta encontrar lo que realmente quería. Ya son seis años, me preparé en temas de comunicación, edición de moda y diseño gráfico. Con este aprendizaje tomo la confianza de constituir mi empresa C. Blancas Studio hace tres años, trabajando en la comunicación de marcas y el desarrollo de campañas de publicidad de moda.

 

¿Eso es más que Fashion Stylist?

No es cuestión de jerarquía solamente, sino de cantidad de responsabilidad y toma de decisión. Por suerte tuve un equipo que siempre me apoyó, clientes dispuestos a grandes cambios y colaboradores que nunca me fallaron.

 

Genial.

Por fin ya no era una revista o un integrante de una producción, siempre hay parametros que cumplir. Ahora era mi estudio el que colocaba a los mejores integrantes para cada proyecto.

 

Y ¿cómo te fue al inicio?

Cuando las marcas trabajaban con mi estudio, se dieron cuenta que mis campañas tenían un impacto real en ventas, factor que no prometía al momento de armar el proyecto, ellos mismos pasaron la voz de mi trabajo, así que cada temporada lanzama más campañas.

En qué momento empiezas a medir la valoración de tu creatividad. ¿Cuánto cobras?

Eso es bien difícil. Soy una persona que tengo un tema de creatividad fuerte y un tema de negocios fuerte también. Al sacar un presupuesto pienso mucho en el cliente, porque me pongo un poco en su lugar. Siempre pregunto cuánto están estimando invertir para explicar y aterrizar como es en realidad mi trabajo y que se puede hacer con el dinero que cuentan, eso si, trato de escoger bien con quienes me involucro y eso no influye, el dinero es más bien como nos entendemos desde el principio. El éxito es que estén contentos de invertir, no que inviertan con temor y/o dudas.

 

¿Conoces a otras personas de tu generación haciendo lo mismo que tu?

Creo que ubicar a alguien de mi edad que este en lo que yo hago es un poco complicado, respeto a varios directores de arte y estilistas que me vieron crecer, hoy me siento con el derecho de pensar que he podido ocupar un lugar junto con ellos en el mundo de la moda local.

 

Claro. New faces que seguro en un par de años se irán logrando… ¿Cómo ves al consumidor de Lima?

Creo que hay quienes consumen moda y quienes consumen estilo. El primero compra lo último de la moda en las tiendas y suelen tener un poder adquisitivo bastante elevado, el segundo compone para cada compra una pizca de dinero y otra de estilo personal, ósea… no se apuran. En temas de consumo es simple, la gente quiere moda y al no poder consumirla por los precios; claramente, compran en las fast-fashion. Sin embargo hay quienes ya no compran solo moda, sino cosas para la vida; retomando un poco la costumbre de antes valorando la calidad y el diseño.

¡Pregunta spot! ¿Cuál es tu ciudad favorita?

Me cuesta, pero si tuviera que decirte una, sería Berlin.

 

No me sorprende… Berlin tiene mucho de este sentimiento creativo pero under… Además, la calle manda. Última pregunta. ¿Dónde comes, qué haces los domingos, por dónde caminas, qué música escuchas, haces deporte…?

Disfruto muchísimo del centro de Lima, valoro poder caminar por la ciudad, me encantan los mercados de segunda mano, amo la música, amo bailar y me gusta comer en casa porque es más sano. No tengo costumbre familiar, ¡están todos por todo el Perú!

¡Terminamos! Muchas gracias.

A tí Pam, un beso.

 

 

Leer comentarios ( )