Millennials Pamela Romero Wilson Pamela Romero Wilson

Angela Kusen: "Felizmente trabajo en lo que me gusta"

 

Processed with VSCO with s2 preset

 Foto: Javier Becerra

Conocí a Angela en una de las buenas fiestas de la casa de Christian Duarte en Barranco. Recuerdo que ya la había visto en publicaciones de revistas de moda, y su nombre me causaba curiosidad. Ella es sin lugar a dudas una de las pocas personas que en el tiempo ha sabido capitalizar su experiencia dentro del campo competitivo de la moda en Lima, consiguiendo incluso una pasantía en Vogue España. Ella se sienta conmigo a conversar en la Bodega de la Trattoria y es como si ya la conociera desde el momento en que la saludé; las redes sociales en las que vamos conectadas han hecho lo suyo y nuestra conversación solamente fluye hacia lo que verán en estas líneas.

Angela Kusen es Directora de Arte y Estilista con especialización en el tema de moda e imagen. Su trabajo básicamente se concentra en crear campañas y editoriales de moda de la mano de fotógrafos especializados, buscando plasmar un concepto/una idea en una imagen. El reto de su trabajo es que esa imagen, por muy abstracta o aterrizada que sea, venda o transmita una sensación. Ella estudió diseño de modas, coolhunting y dirección de arte, dándole un vistazo al rubro por varios ángulos. Hoy trabaja firmando su trabajo con su propio nombre, y alista proyectos nuevos en Lima.

 

¿Tu crees que estos catálogos de las tiendas por departamento funcionan?

Sí. Aunque parezca mentira, hay mucha gente que va a la tienda a comprar “el look”. Te piden las cosas del catálogo tal cual.

¡Bueno saberlo!

¿La dirección de arte es entonces y al final del día una herramienta comercial?

Claro. La imagen tiene que proyectar a la marca en sí. Todo esto de las imágenes debe ir de la mano con el plan de marketing; porque ese departamento te puede decir “quiero que mi marca proyecte modernidad, que sea fresca y que vaya a tal tipo de público”, luego tu te encargas.

¿Todo esto de dirección de arte es algo que tu manejabas desde el inicio de tu vida profesional?

No, para nada. Fue algo a lo que fui llegando, por un camino largo y atípico. (risas)

Estudié diseño de modas pero no estaba segura si quería hacer una marca en realidad, entonces en ese ínterin comencé a practicar en LaClinika DesignLab; que es este estudio gráfico que ve un montón de campañas de moda en Lima (Prune, Saga Falabella, etc). En la oficina empecé a ver todo el proceso creativo de las campañas y los catálogos, algo que me gustó un montón.

Al terminar mi carrera de diseño decidí hacer un diplomado en  coolhunting y análisis de tendencias en Chio Lecca que luego complementé con otros cursos. Lo bueno era que además, el trabajo que hacia en la oficina iba desde hacer moodboards y buscar referencias hasta ir a la misma toma de las fotos.

Wow…

Es recién en fotos cuando me entero que existe un director de arte que ayuda a cerrar toda la idea de lo que será la campaña, y que esta persona ayuda a escoger la modelo, la luz, el encuadre, el tipo de acting que habrá, etc.

¿Es como ese barniz que hace que todo se vea como fue soñado?

Es quien hace que todos los actores del proceso se engranen.

¡Y eso te gusta!

¡Sí! Me encanta…

Durante cuatro años seguí llevando cursos pequeños y a la vez seguí trabajando. Luego de eso, decidí ir de  freelance y trabajé con Ximena Castañeda, que va un buen tiempo en la industria. Comencé a asistirla y luego me volví su socia en Queens.

Excelente…

Sí.

En ese mismo momento me fui a Londres, estudié dirección de arte para moda en Central Saint Martins y pude estar en London Fashion Week. Luego en éste último año tomé un master en el IED de Madrid, se llama Fashion Communication y esto me llevó a hacer una pasantía en Vogue España.

Me encanta.

Sí. Fue increíble y fue mi primera experiencia internacional, ahí te das cuenta que Lima es una ciudad chica.

Lo que me parece lindo es que vas viendo el rubro de la moda desde distintos ángulos. Como diseñadora de moda, como estudiante de tendencias y luego como directora de arte. ¿Cuál es el cambio más grande que ves en el rubro?

Durante toda mi carrera he visto distintos planos y puntos de vista. La dirección de arte me ayudó a entender cómo vendes la ropa, no solo cómo la haces.

Creo que aún faltan diseñadores para poder tomar relevancia en el rubro, a pesar de que tenemos ya la materia prima nos falta mucho en tema de diseño y propuestas. Necesitamos más cosas bien hechas; cosas como Escudo por ejemplo.

¿Tu crees que la gente aquí compra diseño peruano?

Yo creo que sí.

¿Tu crees que las campañas de moda invierten más ahora que antes?

Sí, de todas maneras. Hay campañas enteras que se “fotean” acá.

¿En algún momento te dio miedo que el rubro no te pudiera pagar lo que tu necesitas para tener un buen estilo de vida?

Sí, tenía un poco de miedo cuando terminé de estudiar diseño. Fue como, “¿Y ahora qué hago”?

Felizmente trabajo en lo que me gusta, lo que es una suerte increíble. De hecho aún a veces me pregunto “¿Qué hago trabajando en moda cuándo hay gente salvando el mundo?”

¿Tú crees que la moda es superficial?

Yo no creo eso.

La moda representa mucho de lo que ocurrió en una determinada época con un montón de cosas, es una herramienta de comunicación. Y tiene el poder de representar la historia. En el colegio era fanática de la historia por ejemplo, y con la historia de la moda aún más.

Ya como una reflexión, el rubro está muy acelerado; ahora tenemos más temporadas.

¿No sientes que ahora cualquiera abre una marca de moda? ¿Cómo se diferencia quién está haciendo las cosas bien formalmente y quien está solo llenando la masa de la novedad?

En eso también influye mucho la dirección creativa. Justo eso es un diferencial muy potente.

¿Cuál es la diferencia entre en estilista y el director de arte?

El estilista se enfoca más en la ropa, mientras el director de arte sabe de estilismo, escenografía, historia, etc.

Alguna vez has estado frustrada porque a tu cliente no le gusta lo que le propones?

¡Sí claro muchas veces, pero básicamente es por no querer arriesgar un poquito más! pero es entendible.

Y en Lima más aún.  La alternativa que tienes para mostrar tu estilo personal es un poco hacer editoriales de moda. Creo que es algo que está muy bien también.

¿Te tomas la moda muy en serio en tu vida personal?

¡¿Qué loco no?! De hecho en mi vida personal yo solo quiero estar cómoda.

Típico dicho “..en casa de herrero, cuchillo de palo”.

Cuéntame, ¿qué haces en Lima?¿cuál es tu estilo de vida aquí?

(risas)

Ahora que he llegado me encanta estar en  Gianfranco, porque es como un típico cafecito en Milan. También voy al yoga o hago KO de vez en cuando. Luego, para divertirme paso a reuniones de amigos con mi chico o también a Victoria Bar.

Y bueno, desde que volví de Madrid camino muchísimo. ¿Qué lindo es caminar no?

¿Qué planes a futuro?

Irme. Irme con él a otra ciudad. ¡Vivir fuera una vez más…!

 

 

 

 

 

 

 

 

Leer comentarios ( )