Módulos Temas Día

Inversiones Globales Carlos Palomino Selem Carlos Palomino Selem

El Factor de Estabilidad en un Mundo de Volatilidad

Estos momentos, aunque no lo parezca son trascendentales en la historia de la humanidad. La situación internacional se encuentra bastante compleja; tal es así, que después de la crisis financiera que golpeara el 2007 a las grandes potencias, hasta la forma de enseñar macroeconomía ha cambiado, el trabajo de Launrence Ball y Gregory Mankiw son una prueba de ello. El Neo-Positivismo Lógico que inspiró al ex-presidente del Fed Alan Greenspan terminó siendo la justificación teórico-metodológica de la Ciencia Económica que avaló los intereses específicos del poder económico estadounidense y mundial que llevó a la crisis financiera.

Estimados lectores no quería dejar pasar esta navidad sin una reflexión en entorno a la escena mundial y la Natividad de Jesucristo, muchos se preguntaran ¿Qué tiene que ver esto con el mundo de las inversiones globales?, y yo les respondería que la fe en Dios es un asunto universal que involucra el carácter integral de la existencia humana y la comprensión del orden que subyace en el universo.

No olvidemos que la gran revolución científica de la ciencia de occidente en la era cristiana se hizo con mentes brillantes que creyeron en Cristo-Jesús como Blas Pascal, Galileo Galilei, Isaac Newton en el campo de las matemáticas y de los Principios Matemáticos de la Filosofía Natural, obra de este último, no encontrando en ninguno de los casos contraposición entre Ciencia y Fe.

 Pero hoy la cosa no es distinta, para esto veamos como subyace la Fe en el mundo no estructurado de la vida humana, la economía, la política y los negocios. Si el lector tiene un poquito de tiempo acompáñeme a encontrar su analogía.

 Estos momentos, aunque no lo parezca son trascendentales en la historia de la humanidad. La situación internacional se encuentra bastante compleja; tal es así, que después de la crisis financiera que golpeara el 2007 a las grandes potencias, hasta la forma de enseñar macroeconomía ha cambiado, el trabajo de Launrence Ball y Gregory Mankiw son una prueba de ello. El Neo-Positivismo Lógico que inspiró al ex-presidente del Fed Alan Greenspan terminó siendo la justificación teórico-metodológica de la Ciencia Económica que avaló los intereses específicos del poder económico estadounidense y mundial que llevó a la crisis financiera.

Del otro lado, una inteligencia crítica, cuestionadora del modelo dentro del campo que podríamos decir del socialismo-liberal, como Joseph Stiglitz, considera que el tema tiene que ver con las malas políticas de G. Bush Jr. respecto a redistribuir los ingresos en términos funcionales hacia los estadounidenses ricos, lo cual se expresó en la reducción de los impuestos a las grandes corporaciones americanas en detrimento del gasto social que privilegia la educación, la innovación y la infraestructura, factores determinantes del crecimiento social inclusivo. La política Republicana condujo a Estados Unidos (USA) a una marcada desigualdad al interior de la sociedad estadounidense, que debilitó la demanda agregada y ha dificultado la reactivación económica en dicho país.

 Luego del fracaso de las compañías de las punto com. en el 2000, y la recesión que en parte esto produjo, quedó el vacío sobre cuál o cuales de las industrias se convertirían en los ejes de la acumulación mundial del capital, y por ende del crecimiento de la economía capitalista a nivel global. Así, la economía de los grandes estados de occidente desarrollado, miraron nuevamente al sector hipotecario, los grandes bancos globales requeridos de revalorizar sus activos acompañaron la burbuja hipotecaria; pero esta vez, con todas sus herramientas disponibles, los asset backed securities, y la innovación financiera en términos de derivados de crédito y productos estructurados, actuaron como un factor más dentro de la fórmula del multiplicador bancario.

 El resultado fue la crisis del 2007, que en general en los mercados no se esperó tan profunda. Luego de 7 años de mantener la Tasa de los Fondos Federales entre 0% -0.25%, el miércoles 16 de diciembre, el FOMC del Fed, se atrevió a dar un paso adelante en el aumento de dicha tasa, incrementando el margen entre 0.25% y 0.5%, una estrategia elegante que nos deja implícito que tal incremento es una señal de mejora sustantiva en la economía estadounidense, pero que en su límite inferior nos deja una lectura que nos dice  que no todo es tan satisfactorio como debería ser.

En este panorama, aún incierto,  rodean a la escena mundial problemas complejos como el tema de la guerra en Siria, donde se perfilan el poderío de fuerzas contrapuestas para ambos lados del mundo: USA-Aliados, por un lado, y Rusia por otro lado; el terrorismo del Estado Islámico alimentado y permitido por algún lobby que se encuentra detrás de un gobierno de occidente; los refugiados que provienen del Africa del Norte donde USA se dedicó a descabezar a los regímenes “no amigables”; una Europa aun débil en términos económicos que no encuentra el camino de la recuperación, y China invertebrada a la espera de occidente.

Estos son algunos de los temas que subyacen a una guerra mundial que se viene gestando, una guerra de baja intensidad y asimétrica como dicen algunos, dentro de un mundo que busca por un lado la multi-polaridad, y cuestiona nuestra civilización. Este es el marco que sustenta la volatilidad que se percibe en los mercados financieros.

 La civilización occidental no sólo ha perdido económicamente, sino, que moralmente en términos de la sociedad y lo humano se encuentra resquebrajada; la familia, el género, el concepto de la vida y la dignidad humana los hemos trastocados en términos de una aparente verdad, que obedece a nuestra necesidad de sentirnos coherentes con nosotros mismo, pero que esconde nuestra angustia cósmica que mediante leyes queremos decirle al mundo que esto es correcto y verdadero, es un derecho que nos asiste en una sociedad moderna; así el Relativismo es la “filosofía” que lo justifica.

 Pero lo que vemos hoy no es tan novedoso, nuestra civilización tiene intrínseco en ella un fuerte componente nihilista, destructor. Pero Dios es un Padre generoso que no nos olvida y  hace poco más de 2000 años el mundo dio un giro importante, trascendió a él un hombre el que se proclamó con autoridad, como nadie lo había hecho antes, en el Hijo de Dios; con Él se fundó una nueva era y el inicio de una civilización estructurada.

 Hoy los hombres estamos llenos de muchos perjuicios, y tal vez los versos del  poeta León Felipe, militante de la guerra civil española, expresen un mundo que no quiere ver e incurre en lo que decía este poeta: 

 … el hombre es un niño laborioso y estúpido que ha hecho del juego una sudorosa jornada….y en vez de tocar sobre la tierra una canción de júbilo se ha puesto a cavarla.

(La Rosa de Harina)

 Ha esta conclusión se llega cuando el poder, el conocimiento y el dinero se convierten para la sociedad en los principales factores de la soberbia; y creemos que porque dominamos ciertas artes y nos hemos educado en ciertas aulas, no necesitamos más de nadie, todo está entendido, y sólo es cuestión de tiempo para ir mejorándolo, pero el derrotero ya está hecho.

 Entonces, nos volvemos duros de corazón y nos cuesta admitir nuestra limitación que contrasta con la creación que es infinita; luego, como que le hacemos un favor a Dios  pensamos que sí, que es posible que exista un Dios, lo dijo Einstein y Stephen Hawking (este último padre de la Teoría de los Agujeros Negros); pero les resulta duro decir que Jesús tiene que ver con ello, he allí nuestra poca humildad, nuestra soberbia y orgullo que estrecha y agota nuestro conocimiento del mundo.

 Un día en las tantas charlas que Jesús sostenía con las personas que lo buscaban dijo unas palabras interesantes para hoy y que versan así:

  “Yo te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a los sabios e inteligentes y se las has revelado a gente sencilla” 

(Lc. 10, 21-22).

 De esta lectura del evangelista Lucas, me resulta importante resaltar que el encontrarse con Dios no es producto de nuestra habilidad, ni de nuestra inteligencia; sino, de una revelación gratuita en la que Dios se ofrece, no importando muchas veces si crees o no en Él y su Hijo; Saulo de Tarso (San Pablo) hombre culto de su tiempo y sociedad, que en aras de una “verdad” que defendía a la vida del Pueblo Hebreo persiguió y fue cómplice del asesinato y matanza de muchos cristianos, es el testimonio de esta gratuidad de Dios y su Hijo.

 Queridos lectores, que esta pascua nos lleven a pensar en aquel niño que nació hace 2000 años, aparentemente frágil, sin las armas del César Romano, pero que lleno de amor nos enseñó a amar, a renunciar a nosotros mismos, y a perdonar; que este Rey, que sigue existiendo, y siempre existirá a diferencia de otros reyes, sea motivo de nuestro júbilo este 24-25 que nos sentemos con nuestros seres queridos. Tal vez, si los hombres hablaramos más con el corazón que con la razón el mundo sería diferente (así lo expresó nuestro profesor y maestro Hno. Alberto Peinador de las Escuelas Cristianas San Juan Bautista de La Salle).

 Antes de desearles una feliz pascua, quería siempre advertir a mi lector, que soy creyente, pertenezco a la iglesia que fundara el mismo Jesucristo, la Iglesia Católica; pero que siguiendo a nuestro Jesús, me encuentro totalmente abierto a un intercambio inter-religioso e inter-cultural, respetando la dignidad humana y las convicciones de mis hermanos cualquiera sea su estado y opción de género.

 También, quería decirle al lector que profeso un ideal social, que siempre tuve y que hoy sigo en la doctrina social de la iglesia, expresada en la espiritualidad de Francisco de Asís (santo motivo de inspiración de nuestro Papa actual).

 Ahora sí:

  Feliz Navidad para Uds. en Jesús, nuestra Madre la Virgen María y San José.

  Tarjeta de Navidad 2015

 

 

Leer comentarios ( )