Módulos Temas Día

Innovar o ser cambiado Andy Garcia Peña Andy Garcia Peña

Docentes creativos para el siglo XXI

Innovar o ser cambiado: Docentes creativos

Debemos dejar de ver al docente como “una persona cuyo único rol es transferir conocimientos” y empezar a revalorar este rol clave en el aprendizaje, y entender que todo profesor  puede ser un 

“Maestro que deja huella” (positiva o negativa).

innovar o ser cambiado

Por eso Interbank, lo sabe, y por eso promueve y auspicia esta iniciativa social (desde el 2007) a nivel nacional para reconocer al “maestro que deja huella” (positiva).

¿Y quién es un maestro que deja huella (positiva)?

“es aquel que domina los temas de su especialidad y se las ingenia para encontrar la mejor manera de enseñarlo, ya que conoce muy bien a sus alumnos” (Fuente: Portal “El Maestro que deja Huella” de Interbank).

“Creatividad en acción”

Considero que toda persona  (sea un papá/mamá, profesor, maestro, docente, catedrático, capacitador, entre otros roles) que desee “enseñar algo a alguien” puede convertirse en un “Maestro que deja huella” (positiva) ¿pero cómo? creo que debe convertirse en un

“Científico de la creatividad ®”

para detonar la innovación en el proceso de enseñanza.

El objetivo es sistematizar todo su ingenio (para que no sea algo esporádico), y se convierta en un un trabajo disciplinado en búsqueda constante de las mejores formas para enseñar un tema específico, ya que los estudiantes cambian conforme va cambiando nuestra sociedad y la tecnología, cambia su forma de aprender, y es clave que el docente comprenda este contexto del siglo XXI.

Revisa el siguiente video:

Lo que el niño hizo fue plantear una forma de enseñar a sumar más rápido a sus compañeros, incluso esta forma (plasmada por los creadores) resultó algo nuevo para mi, y no me refiero a la fórmula, sino a la forma en cómo fue explicada.

Sin embargo lo que para mi parecía ser algo tan simple de entender, quería saber ¿qué opinaba un estudiante de nivel primario?

Busqué a Lili, estudiante de nivel primaria, y al mostrarle el video unas 5 veces, le pedí que me explicara como encontraron esa fórmula de sumatoria de números (consecutivos del 1 al …n), y me respondió, para mi sorpresa, que no lo comprendía.

El reto

Aquí empezó mi “reto” ¿cómo enseño un tema que incluso no es de mis especialidades?

Me puse a realizar experimentos para alcanzar la meta deseada.

1.- Primer experimento:

Decidí utilizar los siguientes materiales:Hojas bond de color blanco, y algunos colores.

Resultado: luego de explicarle, varios intentos después, no comprendía

2.- Segundo experimento: 

Decidí ampliar el tamaño de la hoja, pensé “el problema debe ser que escribo muy pequeño, porque la hoja bond A4 es muy pequeña” y empecé a utilizar la mitad de un papelote blanco con lapiceros de colores (un solo color debe aburrir), y a repetir un poco más despacio la explicación de la fórmula.

Resultado: no me comprendía.

3.- Tercer experimento

Decidí utilizar un papelote blanco, hojas bond blancas, lapiceros y plumones para poder mostrarle la secuencia de cómo se determinaba esa fórmula.

Resultado: no era comprendido.

4.- Cuarto experimento

Hubo un pequeño momento en el que me preguntaba si “yo era el problema o “Lili”, sin embargo esa duda desapareció rápidamente, ya que sentía que quien debía cambiar era yo.

Una pausa para reflexionar sobre lo aprendido

Me detuve pensar, bajo mi punto de vista todo esto resultaba sencillo (mirada de adulto), pero luego de pensar un poco más (mirada de niño), a esa edad es algo nuevo y por ello cambié la forma de intentar resolver este reto.

Empatía: le pregunté a Lili sobre qué hace para distraerse cuando está aburrida, y luego de unos 10 minutos de conversación amena, me dijo que le gustaba el origami, y le pedí que tomara algunas hojas que habíamos utilizado y que  hiciera algo que le gustara.

Sabía de antemano que debía observar lo que hacía con dedicación, además de escuchar atentamente lo que me decía sobre el origami, y esperaba encontrar inspiración análoga para explicar de forma diferente la “fórmula”.

El resultado: Lili me había “construido” un organizador de origami, y con ello me mostró un nuevo camino para experimentar.

5.- Quinto experimento: El momento del eureka

Luego de reflexionar en silencio, por unos 3 a 4 minutos, mientras revisaba el “organizador de origami” que me había obsequiado Lili, en mi mente apareció una posible respuesta a cómo enseñarle a “comprender y armar esa fórmula”.

Experimento: Utilicé hojas bond, plumones, y lapiceros de colores.

Esta vez, luego de graficar el proceso que realizó el niño en el video, agregué con otro color algunos elementos de apoyo (1, n/2, y n) así como utilizar el color verde como un patrón para que entendiera las veces que se repite el resultado de la sumatoria de los números de cada extremo, y así hasta llegar al medio en donde estaba (n/2).

Hasta ahí, sentía que Lili me comprendía mejor, sin embargo no quería detenerme ahí, quería ver brillar sus ojos para convencerme de que realmente me había entendido.

Aprendí haciendo varios experimentos, con empatía, y a través de la reflexión:

docentes creativos

En eso mis manos le hacen un “doblez” a la hoja, y le dije:

Yo: “mira vamos a doblar la hoja como en el origami”, hagamos esto y ¿qué sucedió?

Lili: “(1+n) se unieron” y aquí en medio está (n/2), ”wow, ah, ahora ya entendí ¿por qué no me lo enseñaste así desde el inicio?”.

Yo: “ahora me podrías explicar la fórmula”

Luego de verla en acción el resultado fue exitoso.

Experimentar

Si para una pequeña fórmula necesité experimentar, me pregunto ¿para todas las matemáticas es posible que se hagan tantos experimentos para enseñar a diferentes tipos de mentes? Hay mucho trabajo por hacer, pero hay que multiplicar los esfuerzos para que más docentes sean ”Científicos de la creatividad ®”.

Gracias por leer 

“Innovar o ser cambiado” 

todos  

los LUNES un nuevo artículo sobre innovación y transformación digital.  

¿Te gustó el artículo? Si es así entonces te invito a dejar tus comentarios!

Que tengas un buen inicio de semana!

Atte.

MBA Andy Garcia Peña

___________________

Artículos relacionados:

1.- “Estilos del pensamiento creativo”  clic aquí https://gestion.pe/blog/innovar-o-ser-cambiado/2018/03/estilos-de-pensamiento-creativo.html

2.- “Creatividad: gasolina para la innovación” clic aquí https://gestion.pe/blog/innovar-o-ser-cambiado/2018/03/creatividad-la-gasolina-para-la-innovacion.html

innovar o ser cambiado

 

 

 

Leer comentarios ( )