Módulos Temas Día

Innovar o ser cambiado Andy Garcia Peña Andy Garcia Peña

Brain-novación: Cerebro y la Innovación

Frase 2 agpmarketing 13.01.15

Brain-novación: El Cerebro y la innovación

Hoy a mis 29 años de vida, a solo días de cumplir 30 años, he estado reflexionando sobre mis éxitos y fracasos,  y quería compartirte mi forma de ver la innovación, en particular el éxito y el fracaso. Hoy con dos puntos de vista: uno es el que me encanta compartir, y otro bajo la óptica de neurociencias a modo de introducción.

En mis presentaciones de Innovación y Design Thinking explico que el éxito siempre va de la mano con el fracaso, porque es como el yin y el yang, es decir que son inseparables, sé que no es suficiente para cambiar la forma de sentir, pensar y hacer de las personas con respecto a la innovación. Yo una vez propuse una conferencia que se llamaba Neuro Design Thinking, una “cosa de locos”, y que incluso fue motivo de recibir insultos o falta de comprensión de las personas en redes sociales. Esto no me desanimó, al final no vendí nada (un fracaso), lo importante es que aprendí una lección.

Innovación

En tiempos de tantos cambios, debes arriesgarte, debes tomar riesgos, y debes dejar los miedos atrás para lanzarte en pro de la innovación y lograr convertir a Perú, más allá de un País creativo y de creativos (que ya lo somos), en un país innovador, pero la tarea no es tan sencilla, y no basta con solo dar un mensaje, sino que más importante es ayudar a comprender y enseñar cómo salir de esa zona de comfort.

“Al Cambiar, nuestro cerebro consume 3 veces la energía de la que consume normalmente”

Los estudios científicos respaldan que es una de las razones por las que a ti, a mi, y en general nos cuesta tanto cambiar. Tu cerebro quiere evitar gastar energía, y busca hacer las cosas en automático ¿Has caminado alguna vez mientras escribías en tu celular? ¿Has conducido y conversado por celular (hands-free)  y de pronto estás regresando a tu casa, o rumbo a otro lugar distinto al que planeabas? Los seres humanos somos seres de hábitos, y si tienes un mal hábito, es posible cambiarlo a pesar de la edad que tengas, y te invito a derribar el mito de que “no es posible cambiar”, y dejemos de creer que con el paso de los años ya no es posible aprender nuevas cosas o que incluso ya no es posible “emprender”. Nuestro cerebro está diseñado para aprender durante toda nuestra vida.

Innovación y Emprendimiento

El éxito se da en parte por esta actitud que tomamos los “locos” que abrazamos la incertidumbre y nos arriesgamos por entender un mundo desconocido.

Una tarea difícil: El éxito

Si piensas que puedes o no puedes, “estas en lo cierto” Henry Ford

¿Cómo cambiar? Los científicos dicen que para cambiar, debemos repetir durante 15 minutos, 3 veces al día, y por 21 días seguidos esa acción, o pensamiento, y al cambo de ese tiempo se habrán creado ese nuevo “concepto” en tu cerebro, y estarán codificadas con ese conocimiento ¿Quieres probar? Te invito a hacer el ejercicio con “cuánto es 3+3 respondiendo en voz alta que 3+3=7″ y al cabo del periodo indicado, cuando alguien te pregunte cuánto es la suma de esos 2 números tu dirás automáticamente que es 7, y luego te darás cuenta que te equivocaste ¿Difícil tarea? Pero no imposible, porque sabes que estarás trabajando patrones que te ayudarán a cambiar hábitos, formas de pensar o lo que te propongas.

Ahora te invito a enfocarte en  qué sucede cuando nos equivocamos o cuando tenemos éxito. Bajo el punto de vista de neurociencias, se ha comprobado que

“Cuando fracasamos la intensidad del dolor es el doble que la intensidad del placer cuando tenemos éxito”

Yo creo en que si es que no fracasas, no mejoras! Felicita a tus hijos por sus resultados! El éxito y el error son el Yin-Yang, no se pueden separar. El único que no fracasa es quien no lo intenta, al menos eso cree porque al final como no intentó ya fracasó. Te invito a que pienses en tus peores fracasos ¿Me cuentas? : Yo aquí te cuento uno de mis grandes fracasos:

“Sucedió que al terminar el Colegio (a los quince años) en el segundo puesto de mi clase, me costó hasta el sexto intento (UNAC, UNI, UNAC, UNMSM, UNI, UNAC) poder ingresar a una Universidad Nacional, mi alma máter UNAC. Es decir me tomó más de 12 meses ingresar.

Samuel Beckett dijo “El Fracaso es la estrategia para fortalecerte y mejorar”

Claro que debemos tener un fracaso inteligente, en otras palabras debes sacar una lección de este. Pierde el miedo al fracaso, ama el éxito-fracaso (Yin-Yang) aspira al éxito, acepta el fracaso en el camino y sácale una lección.

No desprecies ni en broma el éxito, porque tu cerebro no conoce de bromas y si “mandas lejos” al éxito, te va hacer caso”

Aunque tampoco mandes lejos al fracaso porque no te arriesgarás lo suficiente. El poder de tu palabra es enorme en tu cerebro, porque las palabras no se las “lleva el viento”, se las “queda tu cerebro”, que es muy obediente. Parte de esto lo saben ya desde hace mucho en Programación Neuro Linguística (PNL). Hay quienes dicen “No puedo”, y en efecto no podrán, porque en realidad deberían decir “No quiero” ya que es distinto.

¿Qué sucede cuanto tienes éxito, a nivel cerebral?

Al tener éxito, en nuestro cerebro se activa región del cerebro encargada del “centro del placer”, que segrega un neurotrasmisor llamado dopamina que valga la redundancia genera placer. Cuando obtienes el éxito, tu cerebro te premia con más dopaminas que te permitirá reducir el stress (cortisol, que es la hormonal del estrés) y a su vez este neurotrasmisor (dopamina) te hace más inteligente, más rápido en tomar decisiones, y además te vuelve más optimista, y permite por ello que las personas puedan liderar en tiempos de crisis. ¿Quieres hacerlo? ¿Fíjate metas pequeñas, cuando las logres tu cerebro te dará esa confianza poco a poco, y al ganarla te dará esas características. Por ello para ganar confianza creativa arriesgate poco a poco, pero hay locos que también van por más y tiene el pensamiento mooshot por delante (Si quieres saber más del pensamiento moonshot lee mi artículo: “Innovación y el Pensamiento Moonshot” )

En tiempos de éxito, y mucho más éxito, nuestro cerebro corre el riesgo de intoxicarse y te puedes obsesionar con el éxito, olvidando tus objetivos iniciales , y debido a que en este proceso tu cuerpo segrega testosterona (ante el éxito) y junto con las dopaminas, tu cerebro puede llegar a intoxicarse, y con ello nos reduce la empatía y aumenta el egocentrismo ¿El resultado? Te ha sucedido que ¿tienes un jefe déspota? pues esto deja de ser un cliché y nos invita a pensar en que ¿Nos preparamos para gestionar el éxito? 

¿Emociones en tiempo de éxito? 

Ahora, una de las cosas que pregunto ¿Estás listo para liderar el éxito que vas a obtener? la mayoría me responde que sí, luego le pregunto saben cómo gestionar sus emociones cuando alcancen el éxito, y luego les pongo un contexto como el siguiente: 

Imagina que ya estás teniendo el éxito que esperas, y de pronto en tu plano personal (emocional) tienes problemas, porque tal vez lo descuidaste en exceso por alcanzar tus metas, luego ese descuido te afecta emocionalmente, y de pronto en el plano laboral empiezas a tener problemas. Sucede que luego de tanto esfuerzo y de tanto prepararte para alcanzar el éxito, el plano emocional empieza a derrumbar lo ya obtenido hasta ese momento.

¿Estás tu listo para gestionar tu éxito, y gestionar tus emociones en el camino? Te invito a pensar en qué haces hoy para que tengas un equilibrio tanto laboral como emocional para que después no tengas problemas para gestionar tu éxito. Si además deseas aprender un poco más de esto me puedes escribir o también te invito a leer mi post:  La innovación interior

Andy Garcia Peña

Si te gustó mi artículo, te invito a comentar y a seguirme vía redes sociales aquí: en http://www.andygarcia.pe Facebook en Twitter (@andygarciape) o Linkedin. Te invito a dejar comentarios para poder conversar más sobre Design Thinking.

 

 

Leer comentarios ( )