Módulos Temas Día

Herejías Económicas Germán Alarco Germán Alarco

¿Sector eléctrico abusivo?

El sector eléctrico está convulsionado. De un lado están las empresas generadoras que tienen contratos y realizan ventas spot (a corto plazo) y del otro las distribuidoras. La disputa por las tarifas que transfieren ganancias de un sub sector a otro está en el Congreso de la República. Sin embargo, no sólo tenemos el asunto de la recuperación de costos y ganancias, sino que la situación actual es que las tarifas a los usuarios finales están por encima de los estándares internacionales. Desafortunadamente, no en vano, según la información de las Cuentas Nacionales del INEI (2017) los márgenes de ganancia del sector electricidad, gas y agua son los más altos de la economía peruana, por encima del sector minero e hidrocarburos y del sector financiero desde 2015. Hay que realizar un análisis fino, plantear una reingeniería del sector y del regulador sectorial.

Si se revisa el recibo de energía eléctrica, Enel en nuestro caso, se dará cuenta que el precio unitario por KWh a nivel residencial es S/. 0.5333. No se incluye el cobro por mantenimiento de conexión, cargo fijo, alumbrado público e IGV. Este monto equivale a US$ 0.16 por KWh que se multiplica por su consumo mensual. La sorpresa se produce cuando usted compara esta tarifa con su equivalente a nivel usuario residencial en los EE.UU. Según el Energy Information Agency del Departamento de Energía la tarifa promedio fue de US$ 0.128 en marzo de 2019 y como referencia US$ 0.13 en marzo de 2018. Estamos hablando que aquí se cobra 24.7% más. Con un consumo mensual de 200 KWh usted paga S/.21 más que en EE.UU. sin considerar los cargos extras. Las diferencias son mayores si nos comparamos con ciertos estados como Texas, Arkansas, Iowa, Kansas, Missouri, Nebraska, Dakota y Washington DC, entre otros.

La situación es extraña conociendo que las dos principales tecnologías para la generación eléctrica: hidro y gas natural son abundantes en el Perú. ¿Se tienen ventajas comparativas que no se aprovechan?, ¿qué ocurre con el marco regulatorio de las tarifas de ese insumo, del gas natural y de toda la cadena de transformación, transmisión y distribución que genera sobrecostos a los usuarios?

Es clave revisar los estados financieros de las empresas del sector y compararlas con los estándares internacionales. Enel y Luz del Sur reportaron utilidades netas sobre el valor de sus activos del 7.5% y 8.6% en 2018 de acuerdo a la información proporcionada en la Superintendencia del Mercado de Valores. Estos valores nada tienen que ver con los estándares de las tres principales empresas de EE.UU. Exelon con activos de US$ 119,666 millones, Duke Energy con US$ 145,392 y Southern con US$ 116,914 tuvieron rendimientos netos en 2018 de 1.7%, 1.8% y 1.9% respectivamente por debajo de los estándares nacionales. Es hora que nuestras autoridades y regulador despierten analizando al detalle la situación del sector y la corrijan inmediatamente antes que estas empresas las vuelvan a vender a otros accionistas. Nuevamente el interés particular contra el interés público; ¿o habrá gato encerrado en esta discusión parcial en el Congreso?

 

 

Leer comentarios ( )