Módulos Temas Día

Es indudable que la motivación principal de PPK para colocar el tema de la Remuneración Mínima Vital (RMV) en agenda fue política. Sin embargo, efectivamente en mayo de 2018 estarían por cumplirse dos años del último ajuste, por lo que su discusión es necesaria. Desafortunadamente, los grupos de poder económico, mediático y sus analistas están en contra de cualquier reajuste. Todos están alineados por razones ideológicas, intereses pecuniarios o comparten la misma teoría económica neoliberal donde los trabajadores sólo son un costo para las empresas. Se quedaron en la macroeconomía pre Keynesiana de los años treinta del Siglo XX.

Hay dos falsos argumentos que se repiten continuamente, mismos que no tienen evidencia empírica. Se afirma que los costos laborales en el Perú son excesivos. Al respecto, la participación de los sueldos y salarios es apenas superior al 31% del PBI, por debajo del 38% de Chile, 33% de Colombia y todo el promedio latinoamericano de 36% entre 1980-2014. En EE.UU fue 54% en 2016. Se manifiesta que la elevación de la RMV aumenta la informalidad y reduce el empleo formal. La data oficial muestra que el empleo formal entre 2007 y 2016 creció al 5.2% anual; mientras que el informal lo hizo al 0.2% anual y el empleo informal del sector formal fue 0.6% anual.

Hay que reajustar la RMV con fundamento legal en la Constitución Política del Perú de 1993. El artículo 24 señala que los trabajadores tienen derecho a una remuneración equitativa y suficiente que procure para ellos y sus familias bienestar material y espiritual. ¿Cuál es el monto de la RMV que cumple con ese objetivo? Se pueden realizar ejercicios valorizando diferentes canastas de bienes y servicios y plantear una trayectoria razonable de convergencia para el mediano o largo plazo. Lo que es claro en las últimas décadas es la caída dramática del poder de compra de la RMV. Mantener el poder de compra de 1962 implicaría elevarla de S/. 850 a S/. 1,700 mensuales; igualar el poder de compra de 1974 y 1980 implicaría subirla hasta S/. 2,450 y S/. 2,000 respectivamente.

La RMV es un faro para el resto de las remuneraciones; y estas últimas son el principal componente explicativo del consumo privado, la demanda interna y el PBI. Si la cuota de los sueldos y salarios en el producto es reducida el tamaño del mercado interno, la inversión privada, el nivel de actividad económica, las ventas y ganancias de las empresas serán también pequeñas. Asimismo, la receta para elevar el producto medio por trabajador consiste en invertir e innovar continuamente, a la par que se eleva el compromiso de los trabajadores con la calidad y competitividad con base a mejores remuneraciones. Desafortunadamente, esto es diferente de lo que piensan muchos empresarios locales.

 

 

Leer comentarios ( )