Módulos Temas Día

La explicación de las principales partidas contables del BCRP y de las cuentas monetarias es interesante. Llama la atención los reducidos vínculos que la autoridad monetaria tiene con la economía real mientras que sus mayores contactos son con la banca internacional. Es una institución grande a la par de su importante pero acotada función de preservar el valor del dinero (evitar la inflación). Muchos se preguntan si esa dimensión vale la pena a la luz de las reducidas ocasiones en que se cumplen las metas inflacionarias establecidas por ellos (40% de los meses desde octubre de 2006 a la fecha).

De acuerdo con la información del BCRP el total de sus activos a diciembre de 2016 ascendió a US$ 41,850 millones, equivalentes al 22% del PBI. Sin embargo, el 148% de estos correspondieron a las reservas internacionales netas (US$ 61,760 millones) que están depositadas en diferentes instrumentos fuera del país. Los otros activos internos netos tuvieron un valor negativo de US$ 19,928 millones explicados principalmente por los depósitos del gobierno y del Banco de la Nación en el BCRP por US$ 24,498 millones. Sólo el 20.5% de los activos del banco regresa como créditos al sistema financiero. En los pasivos destacan las reservas de encaje en moneda nacional y extranjera por US$ 22,586 millones que se retiran del sistema financiero, las colocaciones por instrumentos de deuda por US$ 6,363 millones y el circulante por US$ 12,901 millones.

Hay algunas similitudes, pero también diferencias con el Banco Central de Chile. Este es relativamente más chico que el peruano. Tiene activos totales por US$ 46,941 millones (19% del PBI), de los cuales las reservas internacionales son solo de US$ 39,549 millones y las operaciones con el sistema financiero local ascienden al 16% de los activos. El circulante es ligeramente superior al peruano (US$ 12,966 millones). Tiene reservas de encaje por solo US$ 11,289 y colocaciones por instrumentos de deuda por US$ 22,686 millones.

Las cuentas chilenas se ven mejor que las peruanas. No recibe depósitos del gobierno y por tanto no esteriliza (o cancela) los efectos multiplicadores que podrían tener estos depósitos del gobierno en un banco comercial del Estado o en otros bancos. También, mantiene menores niveles relativos de reservas internacionales y de posición de cambio a pesar de las mayores operaciones externas de esa economía. Maneja la liquidez a través de instrumentos de deuda y menos por medio del encaje, aumentando el multiplicador bancario. No se comenta detalladamente aquí la equivocada mayor composición peruana de las reservas basada en instrumentos en dólares americanos de corto plazo respecto de la chilena; ni la resistencia a que se aprovechen mejor las reservas o a crear fondos soberanos.

 

 

Leer comentarios ( )