Módulos Temas Día

Gestión de servicios Otto Regalado Pezúa Otto Regalado Pezúa

¿Cómo aumentar el valor de marca de las instituciones educativas?

Para lograr un diferencial importante respecto a su competencia, la institución educativa debe enfocarse en innovar las actividades dentro del eje medular de su negocio y luego extenderse hacia los servicios complementarios.

Desde el punto de vista del marketing y los negocios, la educación es un servicio dividido en tres niveles: primario, secundario y terciario. En la actualidad, contamos con una gran oferta de instituciones que brindan estos servicios educativos, centrados en la trasmisión de conocimientos. Por ello, cada una debe buscar un elemento que la diferencie del resto.

Comparto un par de conceptos antes de empezar. La creación de valor es el conjunto de actividades que aumentan el valor de los productos de una empresa, sean bienes o servicios, ante el consumidor. Asimismo, entendamos el valor de marca a todo lo que adquirieron estos productos durante su vida.

Recomendaciones importantes

La diferenciación debe empezar por las actividades que integran el eje medular del negocio, es decir, su core, y luego extenderse a los servicios complementarios. En primer lugar, tenemos los aspectos académicos que involucran la metodología. Aquí se necesita que el profesor incentive el debate de los temas estudiados entre los estudiantes. Se debe transitar desde el conocimiento puro hasta su aplicación.

El segundo elemento que se debe transformar es la calidad de los docentes, de modo que puedan transmitir los conocimientos y las experiencias de la mejor manera a los alumnos, según el nivel en que ellos se encuentren. El tercero es la implementación de actividades que permitan a los estudiantes viajar a otros países y ganar experiencia internacional.

El cuarto elemento es la red de contactos. Debemos asegurarnos de que cada estudiante encuentre en el aula a las personas con las que desea relacionarse a futuro y que le ayuden a crecer profesionalmente y aspirar a trabajar en empresas importantes del país o en el exterior.

El quinto y último elemento consiste en la implementación de tecnología en la infraestructura de la institución educativa. No basta solo con tener aulas bien adecuadas, sino también equipos y sistemas en la biblioteca, estacionamiento y cafetería. Esta tecnología incluye sistemas, accesos, bases de datos y softwares que permitan a los estudiantes seguir sus cursos de manera online o semipresencial.

La experiencia social incluye todo aquello que los alumnos puedan hacer fuera del aula. Recuerdo que en Francia todos los alumnos pertenecían a diferentes asociaciones. Es importante que ellos se comprometan a realizar actividades a partir de la conservación del medioambiente u optar por realizar actividades emprendedoras.

Estos pilares permitirán que la institución sea preferida por mayor número de jóvenes que buscan una educación superior al promedio. Ante todo, el activo principal de una entidad educativa son sus graduados porque representan el resultado final de aquellas acciones previas para potenciar la plana docente y la infraestructura. ¿Qué otros aspectos deberían trabajarse en las instituciones educativas? Compártenos tu opinión.

 

 

Leer comentarios ( )