Módulos Temas Día

Gestión de servicios Otto Regalado Pezúa Otto Regalado Pezúa

Evento de clase mundial

Las lecciones aprendidas por otras sedes en la organización de un evento de clase mundial como pueden ser los Juegos Olímpicos, el Mundial de fútbol o los Juegos Panamericanos deberían permitirnos reflexionar sobre las acciones previas, durante y posteriores que se deben realizar para garantizar el éxito del evento.

Las lecciones aprendidas por otras sedes en la organización de un evento de clase mundial como pueden ser los Juegos Olímpicos, el Mundial de fútbol o los Juegos Panamericanos deberían permitirnos reflexionar sobre las acciones previas, durante y posteriores que se deben realizar para garantizar el éxito del evento.

Hemos leído en repetidas oportunidades el caso de Barcelona, que gracias
a la organización de las olimpiadas en 1992 la ciudad se modernizó y se
desarrolló nueva infraestructura. De igual manera, la organización de
los Juegos Olímpicos de Beijing en el año 2008 permitió a la República
Popular China desarrollar nueva infraestructura deportiva como el nido
de pájaro o el cubo de agua, mejorar el sistema de transporte público y
educar a la población anfitriona para que conviva con las delegaciones y
visitantes al país.

En Guadalajara, en el año 2011, con la
organización de los Juegos Panamericanos, también se preocuparon por
mejorar la infraestructura deportiva, arreglar el ornato de la ciudad y
ordenar el tráfico; se dispuso que ciertos carriles de las principales
avenidas sean de exclusividad para las delegaciones deportivas y
organizadores del evento.

La final del Mundial de fútbol Brasil
2014 que se jugará en la ciudad de Río de Janeiro y posteriormente, la
organización de los Juegos Olímpicos 2016, que se realizarán en la misma
ciudad, representan un reto para los cariocas, por ello la
infraestructura debe ser modernizada. Por ejemplo, el estadio Maracaná,
donde se jugará la final del mundial, ya ha sido renovado. Pero los
aeropuertos también deber ser modernizados, la hotelería debería pasar
por una certificación que busque estandarizar los servicios de alta
calidad. Los gobiernos locales deben preocuparse por la limpieza y el
ornato de la ciudad. Y la población anfitriona debería también recibir
cierta capacitación como sucedió con los chinos en Beijing 2008.

Sorprende
a estas alturas encontrar a una ciudad como Río de Janeiro que todavía
debe trabajar para garantizar el éxito en la organización del mundial.
Los establecimientos de hospedaje ya tienen un sello que los certifica
como hospedajes oficiales para la copa del mundo, pero todavía no han
sido modernizados. El tráfico en las principales avenidas debe ordenarse
y la seguridad en las calles garantizarse.

Es cierto que los
gobiernos locales no deberían esperar un evento de clase mundial para
organizarse y modernizarse, pero también es cierto que es una buena
excusa para preocuparse por ello, y también por ordenar la ciudad y
educar a la población.

Seguramente la infraestructura estará
lista si se tiene y respeta un cronograma de trabajo, lo que permitirá
que las obras sean entregadas e inauguradas oportunamente, pero hay que
trabajar en brindar calidad de servicio,  seguridad ciudadana y un buen
trato al visitante -nacional y extranjero- este es un proceso de larga
duración. Para los Juegos Panamericanos 2019 no solo debemos
preocuparnos por la infraestructura deportiva, el tráfico, el ornato y
el embellecimiento de la ciudad, sino también por la educación de la
población, desarrollando una conciencia turística, para que estén en la
capacidad de atender, en su idioma, a las delegaciones de Canadá y
Estados Unidos.

En su opinión, ¿qué debemos priorizar en el Perú para organizar con éxito los Juegos Panamericanos Lima 2019?

 

 

Leer comentarios ( )