Módulos Temas Día

Gestión de servicios Otto Regalado Pezúa Otto Regalado Pezúa

Citas "adicionales" en los servicios de salud

Hoy en día sacar una cita con determinadas especialidades médicas y/o determinados doctores reconocidos resulta a veces muy complicado. Hay especialidades como la endocrinología o la gastroenterología muy demandadas por los pacientes y poco ofertadas por las clínicas. Las clínicas más concurridas suelen ofrecen turnos limitados, esto debido en parte a que los doctores atienden en varias clínicas y hospitales, y para cada uno de ellos tienen horarios fijos programados.

Hoy en día sacar una cita con determinadas especialidades médicas y/o determinados doctores reconocidos resulta a veces muy complicado. Hay especialidades como la endocrinología o la gastroenterología muy demandadas por los pacientes y poco ofertadas por las clínicas. Las clínicas más concurridas suelen ofrecen turnos limitados, esto debido en parte a que los doctores atienden en varias clínicas y hospitales, y para cada uno de ellos tienen horarios fijos programados.

Durante esos horarios establecidos las clínicas ofrecen un cierto 
número de atenciones pero también tienen la práctica de ofrecer “citas
adicionales” o “entre turnos” por si los pacientes no se presentan a las
citas oportunamente.

Esta mala práctica funciona muy bien cuando
algún paciente no acude a su cita y genera un espacio para la atención
del paciente “adicional”; sin embargo, cuando acuden a la hora indicada,
el proceso del servicio se deteriora pues los pacientes, que suelen
tener alguna dolencia o malestar, terminan esperando más de lo debido y
muchas veces en vano.

Estas estadísticas las manejan las clínicas
y por ello realizan las citas “adicionales”, por ello también están
dispuestas a asumir los costos de una mala atención.

Por otro
lado, puede suceder que el servicio se deteriore aún más cuando el
paciente se registra y cancela la consulta en admisión ambulatoria y
llega al consultorio del doctor y la secretaria no le acepta la hoja de
atención ambulatoria, pues por la cantidad de personas citadas el doctor
estaría imposibilitado de atenderlo.

Esta situación se puede
deber a varios factores: que el paciente haya insistido en tener una
cita así tenga que esperar hasta ser el último, que la empleada del
counter de admisión haya otorgado la cita sin consultar a la secretaria
del doctor, que la misma secretaria haya recibido indicaciones del
médico sobre el límite de pacientes a atender por día, u otros factores
que como usuarios desconocemos.

Lo cierto es que muchas veces
somos mal atendidos por descoordinaciones como estas -felizmente esto no
sucede en todas las clínicas, las que deberían evaluar la calidad de
sus proveedores de servicios y solicitarles en función de la demanda
mayor presencia. En esta coyuntura, el sector salud está muy dinámico,
hay una demanda creciente de estos servicios, principalmente de aquellos
trabajadores beneficiarios de las Entidades Prestadoras de Salud (EPS).
Y por el lado de la oferta, las clínicas cada vez más utilizan las
estrategias y tácticas de marketing para diferenciar su propuesta de
valor, la cual consiste en ofrecer un staff de médicos reconocidos, una
infraestructura adecuada y sobretodo servicios diferenciados.

Como
paciente, ¿ha solicitado alguna cita adicional? ¿Cómo fue su
experiencia? Como proveedor de servicios de salud, ¿Ofrece usted citas
adicionales? ¿Podría compartir su know how?

 

 

Leer comentarios ( )