Módulos Temas Día

El Vino de la Semana José Bracamonte José Bracamonte

"Los recuerdos del vino son como fotografías impresas en el alma. Los aromas y sabores que experimentamos también"

He estado en muchos lugares del mundo, hay veces que cansa probar tanto vino, cervezas, Piscos, etc … El alcohol no es malo, es educativo e histórico. Muchos amigos bebedores me dicen: oye te puedo cambiar de trabajo? De hecho es hermoso ser sommelier. Pero hay momentos en los cuales uno debe detenerse a beber lo que uno ama, tu favorito. Es como un descanso o un oasis en el desierto para el paladar de un catador profesional. Hay que estudiar mucho, comparar suelos, climas, terrenos, burbujas, etc…  Debes crear un vínculo especial con los productores y verdaderamente que te cuenten los relatos más escondidos y así aprender lo que no se cuenta en los libros y folleterías. Es así que se conjugan los sueños y los relatos se hacen tuyos. Íntimos. ¨Los recuerdos son como fotografías impresas en el alma. Los aromas y sabores que experimentamos también.¨

Conozco muchos bebedores que aman beber pero que no saben nada de bebidas.

Siguen bebiendo lo mismo siempre. Perdidos en la ignorancia, necesitando ayuda, traducción, un empujoncito.

Pues les tengo una gran noticia hoy, para el vino de la semana, he preparado algo muy especial para esta edición. No hay forma que te pierdas esta maravilla. En un viaje a Italia descubrí que el cielo sí que existe. Y es burbujeante.

Nosotros los expertos siempre estamos buscando lo mejor, entre lo caro y lo barato. Al final esa información llega a nuestro público como seda. Encontré algo así como un rubí perdido en mi conocimiento. Y si, su color es rubí, bello y perfecto. Una burbuja diferente, el Lambrusco. En las décadas de 1970 y 1980, el Lambrusco dulce fue el vino importado más vendido en Estados Unidos. Es un tipo de uva tinta, a partir de la cual se elabora el vino italiano del mismo nombre. Ambos son originarios de cuatro zonas en Emilia-Romaña y una en Lombardía, situadas principalmente alrededor de las provincias centrales de Modena, Parma, Reggio nell’Emilia y Mantova. Hay evidencia arqueológica de que los etruscos la cultivaban y, en la época romana, era muy apreciada por su productividad y alto rendimiento. Entre los vinos de esta uva, los más valorados son los tintos espumosos y frizzantes (ligeramente efervescentes) pensados para ser bebidos jóvenes. La uva en sí no es muy dulce, pero muchas de las versiones comerciales de Lambrusco son endulzadas por fermentación parcial o con la adición de mosto concentrado rectificado. Cuando no hay fermentación dulce, la uva Lambrusco es capaz de producir un vino seco excelente, con notas de fresa y un acabado ligeramente amargo.

A finales del siglo XX, los ampelógrafos habían identificado más de 60 variedades de Lambrusco repartidas por toda Italia, incluyendo Piamonte, Sicilia y el Véneto.La variedad más plantada es el Lambrusco Salamino.2

En la enología italiana, el nombre de la familia Medici es desde hace un siglo sinónimo de pasión, competencia y calidad. Hoy los productos de excelencia de la empresa Medici Ermete están en las cartas de vinos de los mejores restaurantes en el mundo y en las vinerías más importantes. Y entran, con pleno derecho, en el templo de los vinos italianos de excelencia, gracias a los numerosos galardones obtenidos. Emilia-Romagna es el corazón del norte de Italia, poblada desde la antigüedad, cuando crecía espontánea en los márgenes de los bosques la “vitis labrusca”, de la que deriva el nombre del rey de los vinos italianos en el mundo: el Lambrusco.

El clima de la región es cálido y soleado en verano y frío en invierno, cuando la niebla envuelve la llanura y en las colinas puede nevar.

Esta es una tierra de vino, que da grandes satisfacciones a quien la conoce y sabe labrarla con amor. Las provincias de Reggio Emilia y Módena son el templo del Lambrusco.

Es una delicia, refrescante, sencillo, sabroso, no muy dulce y verdaderamente perfecto para una pizza, en Italia todos hablan de esto, es el Boom del Lambrusco, hoy y mañana, es la uva y en especial esta es la bodega que más raya.

No deja de ganar premios y títulos en el mundo, preferidos por grandes chefs.

Este es el ¨Concerto¨, yo que amo la música, cuando lo ví en la prensa internacional, me juré visitar esta bodega prestigiosa  y llegar a él. Quería saber si era cierta tanta maravilla. Y era cierto, hoy que ya está en el Perú, siempre para relajar, para invitar, para refrescar, Un Concerto es lo mejor. Tinto, burbujeante, una dulzura muy suave y controlada. Muy fino y divertido. Concerto, La forza delle Spuma. En la guía Gambero Rosso 2015, por 6 veces consecutivas, gana las tres Copas. Demostrando ser una maravilla del mercado Italiano.

Concerto reggiano

 

 

Leer comentarios ( )