Módulos Temas Día

El Vino de la Semana José Bracamonte José Bracamonte

Los mejores amigos son como un vino Gran reserva

Tenemos pocos amigos pero amigos son. Porque están ahí siempre, porque nos recomiendan sin egoísmo ni pretensión, porque nunca fallan y quieren lo mejor para nosotros. Es así que creo que este artículo es para ellos.  Los amigos son como los hermanos gemelos que a pesar de la distancia siempre sienten como está el otro, qué siente. Si tiene fiebre o si le falta algo este lo siente. No hay nada como un gran amigo o un gran reserva. El vino gran reserva es aquel incomparable creado por un soñador artesano, que luego de hacer varios grandes vinos hits del mercado, se lanza con libertad y ambición a producir un gran contendor, con todas las fortalezas de su experiencia como viticultor. Es como un gran amigo, lo conoces con el tiempo, no de inmediato, cuando crees que no hay nadie a tu lado él o ella están ahí.

El mundo del vino va por ahí, está lleno emociones, de amores y encantos, de complementos,  de momentos.

Para un Gran Reserva usamos lo mejor, la mejor vid, el mejor cuartel, la mejor barrica, la mejor orientación, y por supuesto el tiempo de vida de este vino con tal increíble inversión es mucho más largo. Entonces de por sí, los gran reservas son para comprar y guardar, dejando que el vino siga su evolución en la botella. Aclimatando estilo, acidez, shape, formas, mieles y cremosidad. Larga vida al amigo incondicional, larga vida al gran reserva.

Nos unimos en esta etapa del año en coleccionar la mejor variedad de vinos tintos que ingresen a nuestro mercado peruano. El clima sigue cambiando, cada vez las temperaturas y la neblina nos quieren indicar que el invierno se acerca. Por lo tanto el vino tinto es importante que sea nuestra primera bebida que acompañe a la mejor comida del mundo, la nuestra. Costa, sierra y selva se sirven en nuestros hogares, revelando que siempre existe un compañero perfecto e innegable para cada cocción, reducción, armonía.

Nuestra gastronomía es de verano e invierno, ahora ya nos toca acompañar esa sazón tan condimentada y con carácter con un syrah, malbec, garnacha tinta, tempranillo, carmenere, etc … Por eso es que es el momento perfecto para encontrarle el tinto que inserte la flecha a la compleja mesa en la que hemos crecido, es importante también el añejamiento como va tostando la cepa.

Un gran reserva es como un gran horno  de barro en donde ingresamos la uva o las uvas del vino, lugar donde nacen los aromas empireumáticos como la vainilla en el vino, el pan tostado, la chocolate, el café, la miel, el humo, la sensación de tabaco. Es ahí donde el vino crece, se convierte en el algo más grande.

Amo el vino y sé que los millones  de seguidores que tiene este blog  también son amantes de la bebida de Dionisos, así que es importante seguir nuestro instinto pero a la vez informarnos bien de qué sucede con el vino una vez que comienza a ser referido como roble, crianza, reserva o gran reserva.

El vino de esta semana es un hermoso ejemplar, lleno de buena fruta confitada, una mermelada entre las moras, las ciruelas y el cassis. La sensación que encontré en este vino es  de una madera muy bien proporcionada, nueces  y almendras, en la copa se estira de una manera inacabable. Nuestra profesión en el vino es respetar lo que Sudamérica nos brinda y compartirlo.  Es por eso que este vino viene del Maipo, una zona muy de moda para los que realmente sabemos de este universo etílico. Suelos profundos, franco arcillosos de origen aluvial. Clima mediterráneo semiárido, con gran amplitud térmica que favorece

una perfecta maduración de las uvas. Vistamar es una bodega hermosa que está pariendo vinos ejemplares y deliciosos, de precio muy alcanzables y sinceros para nosotros lo que sabemos gastar en una buena botella.

A esta joyita se la ha puesto Vistamar Gran Reserva, revienta mi copa, si lo decanto lleno el espacio en donde estoy y hago una oda a la comida peruana pero muy equilibrada. Me jala la complejidad y esta botella hecha de  70 % cabernet sauvignon y 30 % syrah. Se vuelve alucinante luego de dejarlo oxigenar 30 minutos.

Cosecha manual: Cabernet sauvignon, la segunda semana de Abril;  Syrah, la primera semana de mayo. Guarda: 14 meses de guarda en barricas de roble francés (60%) y americano (40%).

Vinificación: Se realiza en estanques de acero inoxidable. Inoculación con levaduras seleccionadas y fermentación controlada entre 26 a 28°C. La cantidad y duración de los remontajes son definidos por degustación diariamente por la enóloga. Posterior guarda en barricas hasta completar Fermentación Maloláctica.  Sulfitaje final.

14 % de volumen de alcohol, lo justo. Tiempo de guarda, 8 años. Servir a 18 grados.

Directora Enológica, Irene Paiva. Ella dice, “Al desarrollar nuestros vinos, lo más importante es mostrar a través de ellos la esencia del Nuevo Mundo. Entender cada valle en sus aspectos climáticos y de suelos, que son parte del terroir para cada una de las variedades. De esta manera logramos obtener desde vinos frescos, de aromas frutados y colores intensos, hasta los más complejos y de gran intensidad, todos ellos muy característicos de Chile.
Vistamar ofrece una experiencia única de aventurarnos a disfrutar la simpleza de cualquier ocasión o compañía”

vino-1mayo

Si quieres en Perú este vinazo, para aquellos que tu consideras en tu vida que son gran reserva, este es el email para un mejor precio , mariajesus@romovi.net

 

 

Leer comentarios ( )